5 series que tuvieron un final absolutamente perfecto

Cuando una serie ha tenido muchísimo éxito durante todas sus temporadas y una legión de seguidores mira con lupa cada una de sus tramas y giros de guión, es muy difícil dar con un final redondo que satisfaga a todos.

¿Cómo olvidarnos de 'Perdidos', la serie que inició el fenómeno seriéfilo que vivimos actualmente? Su final en el que estaban todos muertos, o no, o sí pero sólo un poco, levantó ampollas. ¿Y 'Los Soprano'? Parece que a los seguidores no les gustó demasiado ese final ambiguo en el que no quedaba claro si Tony moría o vivía (aunque, ¿qué esperaban de un mafioso?). Y si ya nos adentramos en el terreno de las series patrias, el sueño eterno de Resines en 'Los Serrano' ocupa un lugar de honor.

Despues de mucho buscar, hemos seleccionado cinco series con un final redondo, lo que no significa que sea un final feliz. Un final de esos en los que te quedas sentado en tu sofá con una media sonrisa pensando que se ha hecho justicia, para bien o para mal. Esta es nuestra selección, esperamos no crear (mucha) polémica.

Breaking Bad

El final de 'Breaking Bad' se conoce como uno de los finales más perfectos de la historia de las series. Es autoconclusivo como pocos y, aunque no entusiasme en exceso, logra satisfacer a los grandes fans de las andanzas de Walter White.

A punto de entregarse a la policía después de discutir con su hijo por teléfono, White decide en el último momento saldar todas sus cuentas pendientes. Y lo logra, vaya si lo logra. Se asegura de que parte de sus ganancias vayan a parar a su hijo; mata a Lydia y a toda la banda del Tío Jack; exonera a Skyler de todos sus problemas legales al indicarle dónde están los cuerpos de Hank y Gomie; y salva a Jesse recibiendo un balazo en el pecho que iba dirigido a él.

Así, Walter muere en el laboratorio clandestino de Todd, rodeado de todo lo que le hizo feliz en los últimos compases de su vida: "Todo lo que he hecho, lo he hecho por mí. Me gustaba. Era bueno haciéndolo. Y me sentía verdaderamente vivo", le dice a Skyler desmontando la excusa que dio inicio a la serie.

A dos metros bajo tierra

¿Cómo puede terminar una serie basada en la vida de una familia que regenta una funeraria y que, en muchas ocasiones, podría decirse que están más muertos que los cadáveres con los que trabajan? Muriendo, como uno. Uno tras otro.

La muerte de Nate (Peter Krause) es el mayor punto de inflexión de la serie que concluye con un final apoteósico. Todo comienza con la despedida de Claire, diciendo adiós a toda su familia que la sonríen desde el porche.

Y, mientras el coche se aleja, vemos el futuro de todos los personajes que nos acompañaron durante 63 episodios: el cumpleaños del hijo de Brenda, la boda de David y Keith... hasta que la imagen se acelera y lo que empezamos a contemplar es la muerte de todos los personajes. Porque si algo nos iguala a todos, es el final.

Urgencias

La longeva serie basada en el departamento de Urgencias del hospital County General, terminó en 2009 después de 15 temporadas en antena. Para su despedida, la serie reunió a algunos de sus personajes más emblemáticos que habían ido abandonando la producción a lo largo de los años.

George Clooney, el carismático pediatra Doug Ross, no estuvo en el ultimísimo adiós, pero sí apareció en el penúltimo episodio reuniendo frente al televisor a 10,7 millones de espectadores. Quienes sí volvieron al hospital de Chicago en el último capítulo fueron el doctor John Carter (Noah Wyle), el doctor Peter Benton (Eriq LaSalle) y la doctora Elizabeth Cordey (Alex Kingston).

Puede que no fuera un final que recordaremos por su originalidad o sus golpes de efecto, pero la emotividad que destiló el adiós de 'Urgencias' bien le vale un puesto en esta lista.

The Americans

Dos espías rusos infiltrados en Estados Unidos en plena Guerra Fría con un agente del FBI por vecino. ¿Qué podría salir mal?

En el final de 'The Americans', Philip (Matthew Rhys) y Elizabeth (Keri Russell) no mueren, ni son detenidos, ni se pasan al otro bando pero eso no significa que no obtengan su castigo. Les dejan huir a Rusia pero dejan atrás a sus hijos. A Henry, porque es demasiado pequeño para saber nada de lo que ocurre a su alrededor y a Peige porque es ella quien decide no seguir a sus padres hasta una Rusia que le es ajena.

"Nos recordarán" se dice el matrimonio en la última escena mientras suena "With or Without you", de U2. Puede que no sea un final feliz, pero no podíamos esperar otra cosa de unos personajes que no lo han sido en ningún momento de las 6 temporadas de la ficción.

Buffy Cazavampiros

Después de 7 temporadas luchando contra las fuerzas del mal, Buffy se despedía de la audiencia con una batalla épica contra el Primero. Si dejamos de lado que Spike se sacrifica por lograr el bien y que Sunnydale se convierte en un cráter, la unión de todas las potenciales cazadoras hace de este un final apoteósico.

Gracias a un hechizo realizado por Willow, Buffy comparte su poder de cazavampiros con el resto de potenciales cazadoras, generando así un ejército femenino que logra derrotar a las fuerzas del mal.

ADEMÁS: Así era el final original de 'Perdidos'

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Scandal es, desde hace tiempo, un clásico de la actual televisión USA. El show, que gira en torno a la agencia de control de crisis Olivia Pope & Asociados, ha enganchado a millones de personas en todo el mundo. ¿Los motivos? Muchos pero básicamente dos: Olivia Pope y Fitzgerald Thomas Grant III, Fitz, el presidente USA más sexy de la historia televisiva. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

En el anterior capítulo de Better Call Saul la fortuna y el trabajo comenzaban a sonreír por fin a Jimmy McGill. Por fin tenía un gran caso ante sus manos y además descubierto por él. Además Sanpiper Crossing, la empresa que será demandada por estafar a los ancianos está contra las cuerdas.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Espectacular con todas las letras el final de la quinta temporada de The Walking Dead. No sólo la season finale, con 104 minutos de auténtico espectáculo televisivo, sino la última tanda de ocho capítulos, en los que la serie ha bajado el ritmo para hablar de lo humano, de lo divino y de lo no muerto, para coger impulso de cara a la nueva temporada. 

Páginas