Abascal vendiendo papas por el megáfono o el doblaje definitivo

No son pocas las ocasiones en la que alguien pide a Twitter que haga su magia, y Twitter la hace. 

Ahora, mejor todavía es cuando esa magia aparece sin esperarlo, cual hada madrina se aparece a Cenicienta, aunque en este caso mal. 

Ver a Santiago Abascal con un micrófono en la mano siempre es una buena oportunidad para cambiar su discurso ultraconservador por algo más español y gracioso. Y eso es lo que ha pasado. 

El líder de Vox ha cambiado sus ataques a menas, a ninis, al Gobierno y a todo lo que huela a siglo XXI, incluso XX, por un discurso conocido y reconocido por millones de españoles: el señor que vende patatas con la furgoneta

ADEMÁS: Iconos de los 80 que murieron demasiado pronto

"Dos euros un saco de patatas. Papas regalás, papas nuevas, papas gordas, papa blanca...". Las cosas como son, pega mejor de lo que podría imaginar cualquiera al escuchar la idea. 

De hecho, sería de lo mejor que habría escuchado y potenciado ese altavoz, curado de espanto. 

Viendo la aceptación de la iniciativa, ha llegado una segunda versión con el legendario "no quiero ná" de José Mota que, las cosas como son, pega incluso más que el de las papas. Eso sí, lo de que "no quiero ná", depende de quien lo diga, suena poco creíble, viendo el patrimonio acumulado. 

Por favor, Twitter, nunca dejes de molar

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

La noticia de una brutal agresión homófoba conmocionó de modo lógico a toda persona con mínima sensibilidad y, como es lógico, provocó reacciones de condena y reivindicación de la diversidad.  Luego dicha agresión resultó falsa y quienes salieron a defender la libertad frente a la homofobia hoy tienen que afrontar ataques ultras de toda clase y condición.

Ver resumen Ocultar resumen

Inesperada, dolorosa y muy cruel. 

La muerte de Jordi Rebellón ha sido un tremendo palo para el sector audiovisual patrio. 

El legendario Doctor Vilches fallecía este miércoles, a causa de un ictus, con tan sólo 64 años

Ver resumen Ocultar resumen

Fue la chica yeyé de España y a sus 81 años seguía yendo de teatro en teatro, subiéndose al escenario. Entre otras cosas porque, según ha asegurado en más de una ocasión, su situación económica no es muy buena. Sea como sea, Concha Velasco dice adiós.

Páginas