Actrices que podrían ser 007

Después de multitud de aplazamientos, por fin llega a los cines Sin tiempo para morir, la película que supone la despedida de Daniel Craig como el mítico agente 007.

En esta película, por fin, vemos a personajes femeninos fuertes y empoderados, no las típicas mujeres florero de antaño y eso, para qué mentir, nos encanta.

Un gran ejemplo de ello es la aparición de Lashana Lynch como la nueva agente 007. ¿Significa esto que será el reemplazo de Craig? No lo tenemos claro pero, puestos a imaginar, hemos hecho una lista de las que serían, para nosotros, las mejores actrices para encarnar al mítico agente secreto. Por pedir que no quede:

Gillian Anderson

Si ha lidiado con todos los extraterrestres del universo en Expediente X y ha dirigido todo un país con mano de hierro como Margaret Thatcher, a Gillian Anderson convertirse en una agente del M16 le parecen minucias. Así podría poner en práctica todo lo aprendido en Sex Education con los chicos Bond que (seguro) le acompañarían en el reparto... o eso esperamos.

Phoebe Waller Bridge

Ya se baraja su nombre como posible sucesora de Indiana Jones, así que, ¿quién mejor que ella para tomar el relevo de Daniel Craig como la nueva agente 007? Sólo tendría que cambiar el sombrero de arqueóloga por la pistola de agente secreto y lo demás, viene rodado.

Jodie Whittaker

Jodie ya tiene experiencia en esto de asumir un rol típicamente masculino, y es que en 2017 se convirtió en el decimotercer Doctor Who, la primera mujer en asumir este papel. Así que no le pillaría de sorpresa y sería capaz de asumir con elegancia todas las críticas de los más machis... digo, puristas.

Karen Gillan

Otra que viene de la serie Doctor Who pero, en lugar de encarcar al longevo protagonista, Karen interpretó a su compañera. Pero si por algo se la conoce es por su papel de Nebula en las películas de superhéroes Guardianes de la Galaxia y Los Vengadores, donde tuvo que aprender a defenderse en un entorno lleno de testosterona. No le vendrían mal estas habilidades si se convirtiese en el nuevo Bond, James Bond.

Emma Watson

Ha pasado mucho tiempo desde que Emma Watson interpretase a la listilla y valiente Hermione en la saga de Harry Potter, pero no le vendría mal recordar alguno de sus hechizos para luchar contra los malos como la nueva agente 007.

Freema Agyeman

También formó parte del reparto de la serie Doctor Who (creemos que la mayoría de los interpretes ingleses han pasado por ahí) pero, si por algo la conocemos, es por su papel de Amanita en Sense8. Ella no formaba parte del grupo de sensates, pero le tocó lidiar con situaciones muy peligrosas, así que ya tiene experiencia en este tipo de misiones.

Antonia Thomas

La mayoría la conoceréis por su papel en The Good Doctor pero si por algo la conocemos nosotros es por su participación en la serie Misfits. En esta ficción, su personaje tenía el poder de inducir un frenesí sexual a toda aquella persona que la tocase y, siendo sinceros, si por algo se caracteriza James Bond es por su insaciable apetito. Así que, bien mirado, tampoco es una mala opción.

SARA FLAMENCO

ADEMÁS: 7 actrices que ya son firmes apuestas para ganar el Oscar

Ver resumen Ocultar resumen

El director de grandes éxitos como Tenet, Interstellar o Dunkerque va a ser el responsable de devolver a la vida a J. Robert Oppenheimer, conocido como el “padre de la bomba atómica” en el Proyecto Manhattan.

Conociendo a Nolan, dudamos de que se trate de un biopic al uso, pero no hay detalles de la producción, por lo que no sabemos exáctamente en qué parte de su vida se va a centrar.

Ver resumen Ocultar resumen

Corría el año 1998, cuando Penélope Cruz estrenó El Ángel del Deseo, su primera película de producción norteamericana. Tenía 24 años. 

Entre el año 2000 y 2001, sumaría a ese repertorio estadounidense títulos como Vanilla Sky, Blow o Woman on Top. 

No sólo eso, desde hace años, Penélope Cruz se ha establecido en Los Ángeles como residente, aunque no ha dejado nunca de trabajar en España y Europa. 

Ver resumen Ocultar resumen

Eres lo que comes y también destruyes el planeta en función de cómo te alimentas. De eso va Eating Our Way to Extinction, un documental que lleva a la audiencia por todo el mundo, desde las profundidades de las selvas tropicales del Amazonas hasta las montañas taiwanesas, el desierto de Mongolia, el Dust Bowl de EEUU, los fiordos noruegos y las costas escocesas.

Páginas