¿Alquien puede quitarme al señor de detrás? Y Twitter hizo su magia

Te haces un selfie precioso, aunque algo descentrado, en plena Gran Vía madrileña.

Desbloqueas, te metes en tu archivo y ves que un señor con gafas y una señora con un bolso rojo te han fastidiado el momentazo.

¿Cómo se atreven? ¿Cómo es posible que haya gente en una de las arterias principales de la ciudad con más habitantes de toda España?

Hay gente que sólo quiere ver el mundo arder.

ADEMÁS: La empresa que ha hecho a Piqué aún más millonario

Por suerte, todo tiene solución. Menos la muerte. ¿Y si recurrimos a la magia de Twitter?

Buena idea. ¿Buena idea? Maravillosa.

Para los tuiteros. Claro. No hay más que dejar una foto a disposición para que los montajes más hilarantes comiencen a surgir. Y así ha sido.

Por favor, que la foto de Girauta taciturno en la calle de la Trinidad de Toledo nunca caiga en el olvido.

ADEMÁS: ¿Eres capaz de superar este test de cultura general?

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Han sido 945 programas. 

Casi seis años de emisión. 

Pero, sobre todo, Late Motiv ha sido un espacio para la cultura, la música, la tranquilidad, el buen rollo, la soja y, como no, el humor. 

A pesar de todo, este jueves ha llegado a su fin y lo hecho con una entrega canónica por las formas, pero especial por los contenidos. 

Ver resumen Ocultar resumen

Igual que Late Motiv no se entiende sin Andreu Buenafuente, tampoco habría sido lo mismo sin la presencia, más o menos continuada, de Berto Romero

El socio indispensable de Andreu Buenafuente ha participado en el late night de Movistar Plus, durante los seis años que ha estado en antena. 

Y lo ha hecho con una generosidad, un talento y una entrega absolutamente admirables. 

Ver resumen Ocultar resumen

Hacía tiempo que no se versionaba esta secuencia ya clásica del cine mundial. Hitler en el búnker, asediado por el enemigo y por sus propios demonios. Un buen doblaje y a reir. La película es El hundimiento, dirigida por Oliver Hirschbiegel e interpretada por el sublime Bruno Ganz.

Y, por cortesía de Víctor Clavijo, hemos hallado una fabulosa versión adaptada a la situación sanitaria de nuestros días y, concretamente, a Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.

Muy enfadada porque los médicos le hacen boicot.

Páginas