Anitta se pone escatológica (y muy explícita) con Broncano

Quien pensara que el tono de 'La Resistencia' iba a cambiar ahora que es mainstream, se equivocaba. 

El late night de Movistar+, poco a poco, ha ido abandonando el underground para llevar a entrevistados de primer nivel. Y a pesar de ello, estos no tienen problemas en tocar temas tan controvertidos como las agua mayores

Y para muestra, la entrevista de este jueves con Anitta. La cantante y actriz brasileña está de promoción de su último disco y, aprovechando su visita a España, pasó por el Teatro Arlequín, donde le esperaba una entrevista de mierda. Literal. 

Y es que, en un momento dado, la conversación derivó hacia lo escatológico y Anitta, lejos de esquivar esa bala, la abrazó y contó una anécdota común a todo ser humano pero que no deja de impactar en televisión.

ADEMÁS: El trol troleado: así se la colaron a Broncano con la pregunta del dinero

De hecho, la entrevista empezó ya con esta temática. David Broncano instó a Anitta a promocionar su nuevo disco, a lo que ella, sorprendida, respondió "pensaba que no había promoción. Me habían dicho que aquí sólo se hablaba de mierda". Y razón no le faltaba. 

El siguiente paso fue ver como Anitta contaba la vez que tuvo un serio problema en una furgoneta. "Empezó a salir y noté caliente pero después también noté un líquido: me cagué, amigo". La confesión de la cantante carioca no pudo ser más cruda y la reacción del público, más empática. En plan, "Anitta es de las nuestras". 

Y quedó demostrado que la artista es más de 'La Resistencia' que muchos otros invitados, cuando David Broncano empezó a explicarle lo que era un 'Perfect' y ella ya lo sabía. 

Sin duda, la de Anitta es una de esas entrevistas de las que no se espera demasiado y acaban sorprendiendo. ¿Estaremos ante la nueva Ingrid García-Johnson? Nunca una entrevista de mierda dio tanto qué hablar. 

Fotos y vídeo: Movistar+

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas