Eurovisión no ganaremos, pero con memes en Twitter somos los mejores de Europa

Cuando piensas que España ha tocado fondo en Eurovisión, llega la siguiente edición y te demuestra que aún se puede empeorar. Es lo que ha pasado este año en Kiev. Es lo que ha pasado este año con Manel Navarro. Es lo que va a provocar que Europa nos ponga en los Pirineos un muro a lo Trump. 

Sí, hemos hecho el ridículo en esta edición de Eurovisión, y esta vez no ha sido a propósito. Eso sí, nadie puede decir que España entera no se oliera la tostada. Manel Navarro apestaba a batacazo, y quizás por ello, esperábamos que, al menos, se currara la actuación. Nada más lejos de la realidad. 

manel-navarro-ha-quedado-ultimo-y-no-ha-sorprendido-a-nadie

El de Sabadell ha salido al escenario en el puesto 16. Con su melena surfera, su camisa hawaiana escotada, su guitarra a la espalda y sus tres colegas, por momentos han olvidado que les veían 200 millones de personas. Y es que, más que una actuación representando a un país, ha parecido un karaoke cualquiera a escasos metros de Plaza de España en Madrid. Muy cutre todo.

Dos de sus amigos sobrexcitados. El otro, ausente por completo. Y el pobre Manel, intentando articular una letra tan absurda como la primera vez que la escuchamos, con el añadido del desafine.

ADEMÁS: Manel Navarro: "Si no fuera músico, sería futbolista"

Sí, ha desafinado. Mucho. Tanto que Twitter ha implosionado. Y mira que ha habido gallos durante toda la gala, pero el de Manel Navarro es digno de que KFC le ponga su nombre a uno de especiales.

¿Resultado? Cero puntos. Ni uno, ni dos, ni tres... ¡cero puntos! Como la Coca-Cola de moda. De 42 países, con opción a dar votos a otros 10, nadie nos ha dado un sólo punto. Hablamos de 420 opciones de rascar algo. No ha habido manera.

0-puntos-de-los-42-paises-y-5-puntos-del-televoto-del-publico-ha-sido-su-puntuacion-total

Y lo peor ha llegado después. Con el televoto del público. Nos han caído cinco puntos que nos han sentado peor que los cero anteriores. Como es lógico. Si vamos a caer, lo hacemos con todo del equipo y un cero antológico. Pero el televoto de turno nos ha fastidiado la guasa. Bueno, no tanto, porque Twitter hoy ha estado especialmente fino e hiriente.

ADEMÁS: Cemela muestra la portada de su disco y Twitter implosiona

Sí, hemos quedado últimos, en dura pugna con Alemania, que nos ha superado por un punto. Se nota la influencia de Angela Merkel en el festival.

Lo peor de todo es que el señalado, tras la debacle eurovisiva, no es Manel Navarro. Al menos el más señalado, porque su gallo se lo come él solito. Pero RTVE y el jurado sospechoso que le llevó a Kiev, deberían explicar qué vieron en el cantante, en su canción y en su carisma para enviarle a tamaño ridículo europeo.

¿Lo mejor para Manel Navarro? Que en 2018 vendrá otro cantante que, visto lo visto, le empeorará. Aunque parezca complicado. ¿Lo peor para Manel Navarro? Que aún queda un año para eso. Será una noche larga para él pero en unas horas, el gallo cantará y... ¡lo sentimos, teníamos que hacerla!

Fotos y vídeo: Eurovisión 

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido noticia la bisexualidad de un nuevo Superman, enésima revisión por parte de DC del héroe que crearan Jerry Siegel y Joe Shuster en 1933. El universo superheroico lleva persiguiendo su modernización y adaptándose al signo de los tiempos desde los años 60 y en pleno siglo XXI ser un superhombre no conlleva necesariamente comulgar con la heterosexualidad.

Sea como sea, la gente ha reaccionado a la orientación sexual del nuevo Superman.

Y, naturalmente, han voceado desde la caverna quienes creen que "Superman no puede ser gay".

Ver resumen Ocultar resumen

Un sofá blanco y la presencia de Mercedes Milá es todo lo que necesita para triunfar Milá vs. Milá, el nuevo programa de entretenimiento de Movistar+. En este nuevo espacio de entrevistas, la presentadora vuelve a sus orígenes y charlará con diversos invitados con los que ya había hablado en algún momento de su carrera.

Ver resumen Ocultar resumen

Viendo la deriva que ha tomado Twitter en los últimos años, es lógico olvidar que hubo un tiempo en que la mayor parte de su contenido e interacciones eran sanas y divertidas.

De hecho, era la red social del buen rollo y los insultos, bulos y demás eran algo testimonial.

Hoy en día, es todo lo contrario. El contenido divertido es minoritario, lo que lleva a que sea más apreciado, cuando aparece.

Véase este reto de jugar con los nombres de pintores universales y adaptar su imagen.

Páginas