Así quedó la batalla de la audiencia entre CIntora y Ferreras

Se estrenó en TVE el magazine político Las cosas claras presentado por Jesús Cintora y la curiosidad lógica es, claro, cómo le fue en cuanto a audiencia se refiere. ¿Ganó, perdió o empató con Ferreras que a la misma hora seguía con su Al Rojo Vivo? Cintora echó mano de sus clásicos (sor Lucía Caram, Ekaizer -desde el hospital tras estar en coma inducido por coronavirus-) y de tertulianía de fuste (Ana Pardo de Vera) y del mismísimo Fernando Simón en entrevista exclusiva.

Ferreras contraatacó entrevistado a Zapatero.

Alto voltaje.

Las espadas en alto.

Y salieron las audiencias.

Un 11% y un 8'1% para el estreno de Cintora y enfrente Ferreras con...

Ok, Ferreras se mantuvo con un 13'3%, lo cual indica una levísima erosión (suele estar un poco por encima habitualmente) así que habrá que ver cómo se desarrolla esta pelea entre púgiles de alto nivel.

 Todo ello, por cierto, un lunes en que Ana Rosa Quintana y Ya es mediodía hicieron audiencias históricas quizá porque el asunto de Isabel Pantoja, Kiko Rivera y la eterna herencia de Paquirri interesa mucho al personal. O por alguna otra razón. Los caminos de la audiencia son inexcrutables.

Jesús Cintora se estrenó razonablemente bien y Ferreras aguantó razonablemente bien. Quedó en tablas la partida. Pero la televisión es una carrera de fondo y la audiencia de un día de estreno no quiere decir demasiado ya que los éxitos se cocinan a fuego lento. Que se lo digan a Ferreras, que coció su Al Rojo Vivo durante meses (e incluso años) hasta convertirse en líder y referencia.

Seguiremos informando.

 

 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

De Superman, en el cine, siempre se vio más su etapa su etapa adulta, en la que ya actuaba con esa doble vida de reportero, que ocultaba su identidad tras unas gafas, y después llegaba el turno de salvar al planeta.

Pero los años previos, cuando él aterriza en la Tierra, no merecieron la atención suficiente. Ni su infancia, ni su etapa en el instituto, ni sus primeros ligues o cuando Clark Kent comienza a tomar consciencia de quién es.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

En los últimos tiempos se está convirtiendo en una norma habitual, que muchas de las películas de animación que triunfan en las salas de cine cuentan también con un as en la manga, para funcionar mejor.

Son muchos los grandes actores, acostumbrados ellos a ser los objetivos de las cámaras los que dan un paso atrás y se sitúan tras la imagen de un dibujo. Le ponen la voz y acaban siendo parte del alma de la película, pues la voz acaba siendo clave en el personaje.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Ocurre, con frecuencia, que el nombre que a alguien le ponen sus padres al nacer y que queda  en el registro no les gusta en su etapa adulta y deciden cambiárselo. Lo acaba provocando, en ocasiones más de una discusión familiar y enfado.

Pero esta situación es aún mucho más frecuente entre aquellos que acaban siendo famosos. Hacen sus primeros castings y un representante les aconseja, que lo mejor que puede hacer para triunfar es ponerse un nombre diferente, que enganche y que le haga ser alguien especial.

Páginas