Así quedó la batalla de la audiencia entre CIntora y Ferreras

Se estrenó en TVE el magazine político Las cosas claras presentado por Jesús Cintora y la curiosidad lógica es, claro, cómo le fue en cuanto a audiencia se refiere. ¿Ganó, perdió o empató con Ferreras que a la misma hora seguía con su Al Rojo Vivo? Cintora echó mano de sus clásicos (sor Lucía Caram, Ekaizer -desde el hospital tras estar en coma inducido por coronavirus-) y de tertulianía de fuste (Ana Pardo de Vera) y del mismísimo Fernando Simón en entrevista exclusiva.

Ferreras contraatacó entrevistado a Zapatero.

Alto voltaje.

Las espadas en alto.

Y salieron las audiencias.

Un 11% y un 8'1% para el estreno de Cintora y enfrente Ferreras con...

Ok, Ferreras se mantuvo con un 13'3%, lo cual indica una levísima erosión (suele estar un poco por encima habitualmente) así que habrá que ver cómo se desarrolla esta pelea entre púgiles de alto nivel.

 Todo ello, por cierto, un lunes en que Ana Rosa Quintana y Ya es mediodía hicieron audiencias históricas quizá porque el asunto de Isabel Pantoja, Kiko Rivera y la eterna herencia de Paquirri interesa mucho al personal. O por alguna otra razón. Los caminos de la audiencia son inexcrutables.

Jesús Cintora se estrenó razonablemente bien y Ferreras aguantó razonablemente bien. Quedó en tablas la partida. Pero la televisión es una carrera de fondo y la audiencia de un día de estreno no quiere decir demasiado ya que los éxitos se cocinan a fuego lento. Que se lo digan a Ferreras, que coció su Al Rojo Vivo durante meses (e incluso años) hasta convertirse en líder y referencia.

Seguiremos informando.

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Nos gusta Michelle Obama. Es más, nos encanta Michelle Obama. Y no nos referimos a su versión como Primera Dama, que la dejamos para los analistas políticos. Nos referimos a su versión show woman. Y es que, como diría Rosario Flores en La Voz, Michelle Obama es una mostrua televisiva. Un animal del espectáculo que da mucho, mucho juego. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien nace con estrella y quien nace estrellado. En el caso de Lily Collins, está claro que nación con estrella. Y mucha. No sólo porque sea la hija de Phil Collins, uno de los cantantes melódicos más reconocidos del planeta, sino porque a sus 26 años su vida roza la perfección. 

Echemos cuentas. Su belleza, elegancia y sentido de la moda, la han convertido en una de las it girls del momento. Todo lo que toca o se pone se convierte en tendencia. Incluyendo las cejas pobladas y gruesas, marca de la casa, que siempre ha defendido desde que es una figura pública. 

Ver resumen Ocultar resumen

Si buscamos el término pluriempleado en el diccionario, es más que probable que aparezca una foto de Dani Rovira a su lado. El cómico y actor sigue de dulce y no para de trabajar. Por un lado está la grabación de la segunda parte de Ocho apellidos vascos, esperando repetir éxito de público y crítica. Tarea complicada pero, visto lo visto, no hay nada imposible para el equipo de este histórico filme. 

Páginas