Así trolean los espectadores a Pablo Motos en directo

Si hay una máxima en este país es que si algo puede ser troleable, será troleado. Y claro, pocas cosas son tan troleables como dar el teléfono móvil de un programa que se emite en directo

Pues bien, a pesar del riesto que conlleva, Pablo Motos lo hace cada semana en 'El Hormiguero'. Obviamente, debe hacerlo, pues es uno de los momentos patrocinados que más beneficio reporta a la productora. 

Hablamos del concurso en el que Pablo Motos pide una foto concreta a los espectadores y estos deben mandarla al número de teléfono que da el presentador. La foto que llegue primero, se lleva 3.000 euros. Así de sencillo y así de complicado, pues este martes llegaron la friolera de 64.000 fotos, en los 30 segundos de margen que tienen para el envío. 

ADEMÁS: ¿Están picados Pablo Motos y Mario Casas?

Ahora, más allá del concurso y del envío de fotos, lo que ha quedado claro es que mucha gente prefiere optar por la guasa, antes que por intentar ganar 3.000 euros. Y este lunes Antonio Orozco, Pablo López y Luis Fonsi han sido testigos de como el troleo en España está por encima del dinero. 

Y es que durante los 30 segundos de margen que tienen los espectadores para mandar fotos, el teléfono que las recibe no para de sonar. Pero no sonar con las notificaciones, sino que durante el medio minuto que está en directo, no paran de sonar llamadas, videollamadas y todo tipo de envíos que no impliquen fotos. 

ADEMÁS: A Pablo Motos le han dado un buen puñetazo en el ojo

Porque si el ser humano es maravilloso, el ser humano español, además, es gracioso. Eso sí, también hay algún que otro ofendidito. No olvidemos que esto es Twitter. 

Fotos y vídeos: Atresmedia 

Ver resumen Ocultar resumen

Fue la chica yeyé de España y a sus 81 años seguía yendo de teatro en teatro, subiéndose al escenario. Entre otras cosas porque, según ha asegurado en más de una ocasión, su situación económica no es muy buena. Sea como sea, Concha Velasco dice adiós.

Ver resumen Ocultar resumen

"Esto es una Cruz, esto es una Raya, ésta es la emisora Cruz y Raya, que aunque debe, nunca calla". 

Corrían finales de los 80, cuando unos jovencísimos Juan Muñoz y José Mota comenzaban a darse a conocer en televisión. Lo hacían a modo de emisora de radio con esta sintonía como presentación. 

Más de 30 años después, con cada un por su lado, Juan Muñoz ha dejado claras tres cosas: su humor sigue en finales de los 80. Aunque debe nunca calla. Y sí, por momentos es una cruz". 

Ver resumen Ocultar resumen

Como si de una eléctrica se tratara, el programa Todo es mentira ha venido rescatando políticos de los infiernos desde casi sus orígenes abriéndoles sus puertas de par en par. Y tanto han girado sus puertas para que entren que se han debido romper, porque el chorreo de fichajes políticos para esta nueva temporada es de órdago

Páginas