Bertín Osborne más Bertín que nunca: "Si le preguntas a una mujer si sabe cocinar te llaman machista"

Con motivo de su nuevo disco (Va por ellas) Bertín Osborne se encuentra de tourné por diferentes medios de comunicación. El cantante y comunicador andaluz habla sobre sus nuevos temas, pero también sobre mucho más en una entrevista que ha concedido al diario 20 minutos. 

Arranca fuerte Osborne defendiéndose de los que le catalogan como un machista, a los que él llamaría "gilipollas o imbéciles. Pues bien yo seré machista pero tú eres imbécil, ¿estamos locos o qué?"

Una acusación frecuenta al presentador de Mediaset, que parece que comienza a molestarle aún más que en el pasado, pero entiende porque "hay más tontos que botellines como diría Carlos Herrera". 

arevalo-junto-a-bertin-osborne

ADEMÁS: El peligroso encuentro de Bertín Osborne y Pablo Escobar 

Dice no ser un machista

Preguntado acerca de si el título del disco es una respuesta a los que le catalogan de machista él tiene rápida contestación: "ni se me ha ocurrido siquiera eso del machismo, no me preocupa nada". 

Cree que estas acusaciones llegan por una oleada de lo políticamente correcto, la cual describe de la siguiente forma: "En este país hemos cambiado todos mucho, se ha perdido el sentido del humor, por culpa de los políticos que han crispado a los españoles. Los españoles teníamos sentido del humor. Podías hacer un chiste de los tartamudos y no te estabas riendo de los tartamudos y de los enanos, y los gangosos, y los mariquitas."

bertin-seguira-presentando-mi-casa-es-la-tuya-

En la senda de este discurso insiste en ello y también asegura que eso ha llevado a que muchos no puedan hacer su trabajo tal y como lo desempeñaban antes: "Arévalo ya no puede contar chistes, porque dice que le llaman de la asociación de tartamudos. Pero ¿son gilipollas? Hasta eso hemos llegado. Que se vayan todos a la mierda. Y hay que tener un cuidado con lo que se dice."

Harto de lo políticamente correcto

Insiste en su defensa, y en no tener ninguna intención de tener cuidado para que le dejen de catalogar de esa forma y lo hace muy a su estilo, cien por cien Bertín Osborne: "ahora le preguntas a una mujer por curiosidad si sabe cocinar y te dicen que eres un machista. Pues bien, yo seré machista pero tú eres imbécil". 

ADEMÁS: Bertín se desinfla en audiencia y pierde su extra salarial 

Insiste en ello y explica por qué para él no es machista decir algo así: "No se le puede preguntar a una mujer si sabe cocinar, y a mí me gusta preguntarle a una mujer cuando viene a casa si sabe y no puedes, es machista, dicen"

bertin-junto-a-su-imitador-

Continuando en lo que pregunta sobre en sus entrevista y sobre a quienes querría preguntar reconoció que el personaje al que le apetece cuestionar es a Felipe González. Del cual defiende su figura: "Le tengo cariño y salimos de vez en cuando y me tiene que sí pero que no sé todavía. Es una voz responsable de un tío razonable que se debería escuchar ahora". 

ADEMÁS: Bertín Osborne y El Señor de los anillos, un vínculo sorprendente

Además por sus conexiones con Venezuela defiende la labor del ex presidente del Gobierno: "Felipe sabe lo que le interesa a España y lo que no. Es un tipo muy involucrado en Venezuela y por eso me interesa. "

Fotos: Cordon Press/Mediaset/redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas