Broncano presentó 'La Resistencia' en chándal (y no es broma)

Todo mal. Todo mal. ¡Ay, señor, qué calvario!

No se sabe a ciencia cierta, pero ésas pudieron ser las palabras de Ricardo Castella, director de 'La Resistencia', segundos antes de que comenzara el programa de este lunes. 

El motivo no es otro que la presencia de David Broncano para presentar el programa... ¡en chándal! 

No es broma. No es un troleo de Jorge Ponce. Es una realidad palmaria que el presentador justificó como buenamente pudo. 

ADEMÁS: Si Broncano gafó a todos los de la foto, se dice y punto

"Está la gente de vestuario cagándose en mi madre. He tenido un problema: estaba fuera de Madrid. Estaba haciendo cosas de las que no puedo hablar y la única opción que nos quedaba era entrar directamente en chándal, según venía, y hacer el programa". 

El outfit de David Broncano era más 'Callejeros' que 'La Resistencia'. Pantalón de chándal random, camiseta de pico y deportivas. ¿Cómo lo arreglaron? Con una americana. 

ADEMÁS: Cumplir el sueño de Broncano tenía un precio: troleo masivo en Twitter

En ese momento, 'La Resistencia' se convirtió en 'Callejeros Viajeros: Proxenetas'

Obviamente, Alex Pinacho, CM del programa, se encargó de hacer sangre con el momento chándal de David Broncano. No esperábamos menos. 

Fotos y vídeos: Movistar+

Ver resumen Ocultar resumen

Este martes, se celebró en Dallas un funeral de Estado por los cinco policías asesinados la pasada semana en la ciudad tejana. Allí acudieron los representantes políticos más representativos de Estados Unidos para rendir tributo a los agentes que cayeron abatidos.

Un acto de homenaje y reconocimiento, que suele estar marcado por la solemnidad del mismo. Rostros serios, discursos compungidos y emotivos que recuerdan el arrojo de los policías y la crudeza de que las familias pierdan a sus seres queridos. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Irina Shayk es, a sus 30 años, una de las mujeres más sexys del mundo. ¿Por qué? Por esto...

Ver resumen Ocultar resumen

Comienzan a sufrirse los rigores del verano; las noches de calor hacen difícil dormir; robamos horas de sueño al cuerpo; las terrazas se llenan, los atascos camino de la playa son la estampa de cada fin de semana; los chiringuitos hacen el agosto y las televisiones comienzan a emitir parrillas propias de un estío que reduce y mucho el consumo catódico.

Páginas