Broncano presentó 'La Resistencia' en chándal (y no es broma)

Todo mal. Todo mal. ¡Ay, señor, qué calvario!

No se sabe a ciencia cierta, pero ésas pudieron ser las palabras de Ricardo Castella, director de 'La Resistencia', segundos antes de que comenzara el programa de este lunes. 

El motivo no es otro que la presencia de David Broncano para presentar el programa... ¡en chándal! 

No es broma. No es un troleo de Jorge Ponce. Es una realidad palmaria que el presentador justificó como buenamente pudo. 

ADEMÁS: Si Broncano gafó a todos los de la foto, se dice y punto

"Está la gente de vestuario cagándose en mi madre. He tenido un problema: estaba fuera de Madrid. Estaba haciendo cosas de las que no puedo hablar y la única opción que nos quedaba era entrar directamente en chándal, según venía, y hacer el programa". 

El outfit de David Broncano era más 'Callejeros' que 'La Resistencia'. Pantalón de chándal random, camiseta de pico y deportivas. ¿Cómo lo arreglaron? Con una americana. 

ADEMÁS: Cumplir el sueño de Broncano tenía un precio: troleo masivo en Twitter

En ese momento, 'La Resistencia' se convirtió en 'Callejeros Viajeros: Proxenetas'

Obviamente, Alex Pinacho, CM del programa, se encargó de hacer sangre con el momento chándal de David Broncano. No esperábamos menos. 

Fotos y vídeos: Movistar+

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Hoy se ha convertido casi en un signo de distinción de ser un hípster; los hay de diferentes formas e incluso tienen su propio peine; pero lo que siempre serán es un elemento únicamente masculino. Aunque alguna chica podría desmentirlo. Hablar del bigote es hacerlo de la masculinidad, al menos si a la historia del cine nos referimos. Son muchos los mostachos que a lo largo de los años desfilaron por las pantallas de cine. Desde los largos, a los pequeñitos, los autoritarios y los románticos. Todos los tipos de bigotes tienen su sitio en el recuerdo cinematográfico.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que las comparaciones son odiosas o eso debe parecerles al clan Kardashian y a las hermanas libanesas Abdel Aziz, que han sido bautizadas ya como las Kardashian del Medio Oriente. En ambos casos ambas familias se han hecho famosas por sus cientos de selfies y por presumir de trapitos, complementos y de su anatomía en realities shows.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Acogerse al dicho de que segundas partes nunca fueron buenas  sería lo más adecuado para analizar cómo fue el comportamiento de algunas secuelas de filmes que triunfaron en su primera puesta en escena, pero que en un segundo round no resultaron nada del otro mundo.

Algunas levantaron una expectación tan grande que el golpazo en taquilla sonó hasta en los lugares más recónditos. El gasto de producción y promoción no acaba siendo justificado cuando se hacen las cuentas finales. Son muchos los ejemplos que a lo largo de los últimos años se han podido ver.

Páginas