Burque, Bardem, Silva y más piden unidad de la izquierda en Madrid

Y de repente, salió el sol para la izquierda en Madrid

Los nubarrones conservadores que se preveían de largo recorrido en la capital y la Comunidad, de repente, han dejado paso a un escenario que nadie habría ni soñado hace 48 horas

Todo gracias a la torpeza política de una Isabel Díaz Ayuso que se ha dejado llevar por las vísceras, en vez de por la cabeza. Su convocatoria de elecciones fail puede estar ya en el top 3 de gambazos políticos desde que hay democracia en España (desde 1978, dicen algunos). 

Pero claro, ahora toca mirar al otro lado. Y lo que hay al otro lado, la izquierda madrileña, es desolador, a la par que esperanzador. Con más partidos que Starbucks hay en una calle del centro de Madrid y piques personales entre muchos de sus miembros, no será tarea fácil llegar a un consenso, pero es necesario llegar a un consenso

ADEMÁS: Supervivientes 2021: Lista completa de concursantes

Pero ahí está Manuel Burque para, con elegancia y mano izquierda, mostrar el camino de la concordia a la progresía madrileña. "Uníos como sea, me cago en todo. Antes de que Ayuso le de una copia de las llaves al fascismo". Todo en mayúsculas. 

Y no ha sido el único que ha querido arengar a las fuerzas progresistas de Madrid para que se unan contra el enemigo común. Carlos Bardem, no sólo ha ponderado la oportunidad única que se presenta, sino que ha citado a un clásico que no gustará demasiado a la extrema derecha

Ahora, si alguien ha puesto voz a lo que piensan cientos de miles de madrileños, ése ha sido Hugo Silva. De hecho, su tuit se puede leer hasta con tonito mentalmente, pero es que tiene más razón que nadie. 

Para terminar, Ismael Serrano ha dejado una palabra clave para construir un nuevo Madrid que lleva casi tres décadas negándose a los ciudadanos: Unidad

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Ver resumen Ocultar resumen

Anabel Alonso hace tiempo que se posicionó, políticamente hablando, en redes sociales. 

Y como pasa en los últimos tiempos, si ese posicionamiento es claramente progresista, prepárate para ataques, insultos, desprecios y, en el caso de las elecciones de la Comunidad de Madrid, risas y reproches. 

Páginas