Carlos Bardem pregunta al ministro de Cultura

Lo pidió Paz Padilla en su día y le llovieron las críticas. 

Lo ha pedido esta vez Carlos Bardem y  le ha pasado lo mismo. 

La primera, solicitó que se vacunara a los presentadores de televisión, pues se ven obligados a trabajar sin mascarilla. No pasó. 

ADEMÁS: El tremendo cambio de María Patiño

El segundo, le acaba de pedir al ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, que valore anticipar la vacuna a actrices y actores por el mismo motivo. 

"Actores y actrices trabajamos, obviamente, sin mascarilla y sin poder guardar la distancia de seguridad. ¿Contemplan estas circunstancias para la vacunación?", preguntaba Carlos Bardem al minitro, y también a la ministra de Sanidad, Carolina Darias. 

La realidad es que el propio Carlos Bardem parece tener claro, en un segundo tuit, que su petición caerá en saco roto. Eso sí, matiza que su petición se hace "desde el máximo respeto a las reclamaciones y necesidades de cada colectivo por vacunar". Es posible que haya puesto entre comillas lo de colectivo, para no incluir a concejales, familiares, amigos y curas que se han colado para vacunarse. 

ADEMÁS: ¿Quién es Arianna Aragón, hijastra de Carlos Sobera y azafata en 'El precio justo' 

"Pregunto aún sabiendo que nunca se considera la esencial la cultura y sus trabajadores", concluye su petición. 

Ni que decir tiene que el ejército tuitero de la derecha se ha aplicado bien con esta petición de Carlos Bardem. Echar un ojo a los comentarios es comprobar el asco que se puede dar en pocos caracteres, aunque haya algunos argumentos que lleguen a ser válidos, muchos pierden esa razón por colar algún insulto o menosprecio. 

Una pena porque el debate que se puede crear con esta propuesta es más que interesante. Pero claro, no en Twitter. 

Fotos: Getty Images

Ver resumen Ocultar resumen

Escribo este artículo para nadie porque ¿quién demonios se acuerda de Éric Rohmer? Murió en 2010 y su cine (tan francés) es una celebración de la sentimentalidad y las horas dulcemente perdidas en interminables paseos sin propósito. Las películas de Rohmer siempre (o casi siempre) se desarrollan durante las vacaciones. Él decía que ahí, en ese tiempo libre ajeno a la tiranía laboral, es donde se halla la verdadera vida.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando hablamos de Mario Casas (A Coruña, 1986) ¿a quién nos referimos exactamente? ¿A un ídolo de adolescentes a punto de que caduque su esplendor juvenil? ¿O a un intérprete de los pies a la cabeza aclamado por crítica y público? Ambas cosas quizás, como bien saben sus seguidores y seguidoras desde los tiempos en que interpretara a un jovencísimo Ulises en la serie  El Barco o a Aitor en Los Hombres de Paco

Ver resumen Ocultar resumen

Quien pasee estos días por el centro de Madrid hallará la efigie del insigne Eddie Murphy en el mismísimo Teatro Real. Lo que más se ve son los colores del reino de Zamunda refulgiendo en la gris fachada de la ópera madrileña pero, al fijarse, la (o el) viandante reconocerá sin duda alguna esa sonrisa tan de Eddie, el hombre que hizo reir al mundo con las flatulencias de El profesor chiflado.

Páginas