Carlos Bardem pregunta al ministro de Cultura

Lo pidió Paz Padilla en su día y le llovieron las críticas. 

Lo ha pedido esta vez Carlos Bardem y  le ha pasado lo mismo. 

La primera, solicitó que se vacunara a los presentadores de televisión, pues se ven obligados a trabajar sin mascarilla. No pasó. 

ADEMÁS: El tremendo cambio de María Patiño

El segundo, le acaba de pedir al ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, que valore anticipar la vacuna a actrices y actores por el mismo motivo. 

"Actores y actrices trabajamos, obviamente, sin mascarilla y sin poder guardar la distancia de seguridad. ¿Contemplan estas circunstancias para la vacunación?", preguntaba Carlos Bardem al minitro, y también a la ministra de Sanidad, Carolina Darias. 

La realidad es que el propio Carlos Bardem parece tener claro, en un segundo tuit, que su petición caerá en saco roto. Eso sí, matiza que su petición se hace "desde el máximo respeto a las reclamaciones y necesidades de cada colectivo por vacunar". Es posible que haya puesto entre comillas lo de colectivo, para no incluir a concejales, familiares, amigos y curas que se han colado para vacunarse. 

ADEMÁS: ¿Quién es Arianna Aragón, hijastra de Carlos Sobera y azafata en 'El precio justo' 

"Pregunto aún sabiendo que nunca se considera la esencial la cultura y sus trabajadores", concluye su petición. 

Ni que decir tiene que el ejército tuitero de la derecha se ha aplicado bien con esta petición de Carlos Bardem. Echar un ojo a los comentarios es comprobar el asco que se puede dar en pocos caracteres, aunque haya algunos argumentos que lleguen a ser válidos, muchos pierden esa razón por colar algún insulto o menosprecio. 

Una pena porque el debate que se puede crear con esta propuesta es más que interesante. Pero claro, no en Twitter. 

Fotos: Getty Images

Ver resumen Ocultar resumen

El actor dio vida a Sam en 'El Señor de los Anillos'

Ver resumen Ocultar resumen

De Cinema Paradiso hasta hoy se lleva hablando del ocaso de las salas de cine insistentemente. No obstante, continúan los cines resistiendo, sea en centros comerciales o en la madrileña Gran Vía. Aunque en esa principal arteria tengamos el Palacio de la Música esperando convertirse en un Mango o vaya usted a saber.

Cerraron recientemente los cines de Equinoccio en Zaratán, allá por Valladolid.

No se trata de una vetusta sala como la de Cinema Paradiso pero también da pena.

Lo de la Covid puede ser el definitivo canto del cisne.

Páginas