Chicote tira la toalla por primera vez en Pesadilla en la cocina y abandona un restaurante

Alberto Chicote se ha encontrado de todo entre los fogones que ha visitado en las temporadas pasadas de Pesadilla en la cocina. Hay elaborado platos entre ratones, ha visitado cocinas en las que le suciedad era más protagonista que los alimentos, ha estado al borde del colapso en más de una ocasión; casi le han pegado po hacer críticas. 

Han sido muchas las peripecias que el cocinero ha vivido en el programa, pero la tensión se disparó este jueves a un nuevo nivel. Lo hizo en el Café Zamora, en Castilla León, donde por primera vez el chef más mediático del momento no pudo más con la presión y abandonó el local, antes de remozarlo. 

ADEMÁS: El momento más tenso de Pesadilla en la cocina 

En muchas otras ocasiones amagó con irse. Algo, que por lo general, sirvió para que los propietarios del restaurante se decidieran a cambiar. Pero siempre hay un antes y un despúes. 

La terquedad de Soledad

Y es que en esta ocasión iba a dar con Soledad, con una propietaria que no estaba dispuesta a cambiar siguiendo los consejos de Chicote. La presión de satisfacer a los clientes llegaba a la cocina; la dueña no era capaz de seguir las comandas; el caos hacía acto de presencia. 

Momento en el que el cocinero de La Sexta metía presión para ver cómo respondían a ella, y conseguir que todo pudiera salir bien. Pero ella hacía oídos sordos a los consejos. Así Chicote se desquiciaba y alzaba la voz: "Te estoy diciendo que cuando te digo las cosas, ni siquiera me prestas atención. ¿De verdad tú quieres que esté aquí contigo? ¿Para qué?" 

chicote-junto-a-soledad

Los empleados veían que su jefa no estaba ayudando, sino siendo una rémora. El mal trabajo en la cocina se dejaba ver en sala y los clientes devolvían los platos. Momento en el que Chicote intenta meter en vereda a Soledad, pero ella no responde sino lo contrario. 

Chicote a la fuga

Algo que él no consigue entender, pues el restaurante no pasa ni mucho menos por un buen momento. Lleva 25 despidos en tres meses y su adiós está cercano. Momento en el que Soledad se esconde aún más y Chicote intenta que reaccione con un ultimatum que no surte efecto: "¿Quieres que me vaya ya? Yo te dejo tranquila en seguida. No tengo problema". 

ADEMÁS: Los 13 chefs más mediáticos de la televisión 

alberto-chicote-en-pesadilla-en-la-cocina-

No le contesta la propietaria, la cual no parece tener problema alguno con su adiós. Chicote, sin dudarlo, coge las de villadiego: "Hasta otra, hermosa. Pásalo bien, aunque no creo que lo vayas a pasar bien con esa actitud que tú tienes". Algo que le lleva a Chicote a lamentarse por el adiós, pero con la sensación del trabajo bien hecho. 

Por su part, el equipo del resturante se lamentaba y sentía pena porque su jefa no aceptara la ayuda de Chicote. Un final inesperado y que en esta ocasión no fue feliz. 

Fotos: Atresmedia

Vídeo: Atresmedia

 

Ver resumen Ocultar resumen

Quien haya ido a algún monólogo de Dani Mateo o le siga a menudo, conocerá el carácter de su padre. 

No obstante, para quien no tenga nociones del señor Mateo senior, basta con leer el tuit que el cómico y presentador le ha dedicado, para saber cómo se las gasta

Un padre de la vieja escuela, al que muchos reconocerán en sus propias carnes. 

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando 2020 estaba por terminar, el mundo, en general, y España, en particular, ansiaban la llegada de un 2021 en el que todo iría a mejor. 

En 2021 llegaron varias olas de coronavirus, el volcán de La Palma, el resultado de las elecciones en Madrid o Filomena, entre otras desgracias. 

Con 2021 en las últimas, no ha hecho falta llegar a 2022 para conocer una de las pesadillas que llegará con el nuevo añoLa Macarena. 

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho ha cambiado TVE desde 1978 hasta ahora. Una época en la que el Renault 5 y el Citroen CX eran los coches de moda y en la tele eran tendencia el bigote y la barba. 

Un 6 de diciembre de aquel año se votaba la Constitución y toda España estaba pendiente de qué saldría (si SÍ o si NO).

Los currelas todavía eran mayoritariamente hombres en las fábricas (y en casi todos los lados) y desayunaban un bocata de anchoas con queso regado con Soberano y los domingos se ponían Varón Dandy para oler bien.

Páginas