Crítica y público aplauden a Kate Winslet en 'Mare of Easttown'

(Lea tranquila, querida lectora / querido lector, no hay spoilers en este texto).

Desde que la conociéramos en Titanic, la presencia de Kate Winslet en el reparto de una película suele ser sinónimo de calidad. Y lo mismo ha ocurrido en este caso, el que ha supuesto su primera incursión en el mundo de las series: Mare of Easttown.

La premisa ya nos gustó desde un primer momento. Una inspectora de policía que tiene que lidiar con lo que supone la investigación de un asesinato en un pueblo pequeño donde todo el mundo le conoce y sabe que, además, está pasando por un infierno personal.

Y, tras ver los siete capítulos que componen la serie, crítica y público coinciden: no decepciona.

La evolución del personaje es fiel a su propia personalidad en todo momento. Desde el principio, el personaje de Kate Winslet ha mostrado una querencia por la búsqueda de la verdad que ha mantenido hasta el final, pasando por encima de sus propias relaciones personales.

En cuanto a la trama, si bien el suspense ha estado presente en todos los capítulos de la serie, el ritmo ha sido más bien sosegado, haciéndo hincapié en las peculiaridades que tiene el desarrollo de un caso de estas características en un pueblo. De este modo se desmarca de los thrillers al uso, convirtiéndose en una serie más intimista pero sin perder de vista el elemento de misterio que caracteriza a las series policiacas.

Pero entonces llegamos al capítulo final y la sensación de que los acontecimientos se precipitan aumenta. A pesar de que parece que el caso parece resuelto al comienzo del episodio, Mare va encajando las piezas que le faltaban hasta llegar a un final que, si bien no es vertiginoso, sí tiene una gran intensidad emocional. ¿Y por qué? Porque no a todo el mundo le afecta de la misma manera que Mare resuelva el caso, le pese a quien le pese.

Mare of Easttown se ha convertido en todo un éxito para crítica y público, algo que no suele ir unido, lo que le ha posicionado como una de las mejores series del año. Y Kate Winslet tiene gran parte de la responsabilidad.

SARA FLAMENCO

ADEMÁS: 'El nudo', el thriller español que triunfa en HBO

Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 fueron terreno abonado para los slasher. Este género que nació a finales de los 70, con Halloween y floreció durante la década de los 80, tuvo una segunda edad dorada en la última década del siglo XX con títulos como Scream, Destino final y, Sé lo que hicisteis el último verano.

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta ha sido lanzada por Quique Peinado en un tuit con su correspondiente errata (¡ningún tuit perfecto!). Pero se entiende lo que quería transmitir. Y claro que lo ha entendido el personal. El propio Quique Peinado mencionaba Dawson crece como ejemplo de serie con protagonista involuntariamente idiota. O sea, en el guión tenía que ser el bueno, el admirado, el papel positivo, el personaje principal al que venerar.

Y no.

Caía mal.

A Quique Peinado al menos. Y hay más ejemplos

Páginas