Cuando Ismael Serrano siguió el consejo de Pérez Reverte

Se ha convertido en la controversia del fin de semana lo de Pérez Reverte despotricando contra la literatura infantil y recomendando a niñas y niños la lectura de La Iliada, La Odisea o, yo qué sé, Guera y paz. Malditos niñatos de hoy en día, que no saben leer ni beben coñá a escondidas. También despreció el creador del capitán Alatriste a Fray Perico y su borrico (y eso si que ha dolido).

El caso es que el cantautor Ismael Serrano decidió seguir el consejo de Reverte y le leyó a su hija fragmentos escogidos de La Iliada.

Y lo que halló resultó un tanto traumático.

No parece que sea una lectura apropiada para sensibilidades infantiles.

El caso es que Pérez Reverte ha vuelto a conseguir protagonismo, lo cual no sabemos si se traducirá en ventas pero, bueno, ahí está, haciendo ruido. Hay quien le ha recomendado leer a Gloria Fuertes y dejarse de hacerse el machote una y otra vez. Reverte, para muchos analistas, se está conviritiendo en su propia parodia. Javier Marías, su gran amigo, sigue el mismo camino.

Y, sobre todo, ¿qué daño ha hecho a nadie Fray Perico y su borrico o El capitán Garrapata? Por favor, un respeto a esos clásicos infantiles que han creado nuevas lectoras y nuevos lectores y han hecho disfrutar y punto. 

ADEMÁS: 'Porque fuimos' o el himno nuevo de Ismael Serrano

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Inesperada, dolorosa y muy cruel. 

La muerte de Jordi Rebellón ha sido un tremendo palo para el sector audiovisual patrio. 

El legendario Doctor Vilches fallecía este miércoles, a causa de un ictus, con tan sólo 64 años

Ver resumen Ocultar resumen

Fue la chica yeyé de España y a sus 81 años seguía yendo de teatro en teatro, subiéndose al escenario. Entre otras cosas porque, según ha asegurado en más de una ocasión, su situación económica no es muy buena. Sea como sea, Concha Velasco dice adiós.

Ver resumen Ocultar resumen

"Esto es una Cruz, esto es una Raya, ésta es la emisora Cruz y Raya, que aunque debe, nunca calla". 

Corrían finales de los 80, cuando unos jovencísimos Juan Muñoz y José Mota comenzaban a darse a conocer en televisión. Lo hacían a modo de emisora de radio con esta sintonía como presentación. 

Más de 30 años después, con cada un por su lado, Juan Muñoz ha dejado claras tres cosas: su humor sigue en finales de los 80. Aunque debe nunca calla. Y sí, por momentos es una cruz". 

Páginas