Cuando te llaman de TV para hablar de Cataluña y dices: "Nunca he estado en Cataluña"

Ismael Guerrero, portavoz de la Asociación Jucil (Justicia para la Guardia Civil), ha pasado por 'Espejo Público' para hablar de Cataluña. 

En concreto, para denunciar el presunto desamparo institucional que viven sus compañeros en Cataluña, para los que iba a pedir una mayor protección 

Pero todo quedó en un segundo plano, por culpa del doble patinazo que tuvieron primero Susanna Griso y, más tarde, Gonzalo Bans

Básicamente, el bueno de Ismael Guerrero iba a 'Espejo Público' a hablar de Cataluña, sin haber estado destinado nunca en Cataluña. 

ADEMÁS: Vuelta a los 90: Ahora puedes jugar a las 'Tres en Raya' en 'Espejo Público'

Los argumentos que el portavoz de la asociación llevaba al programa contra la situación, eran todos a través de declaraciones de sus compañeros, pero quiso dejar claro que él nunca había estado destinado en Cataluña, donde le ubicó Susanna Griso en un primer momento. 

Tras corregir a la presentadora, Ismael Serrano fue corregido por Gonzalo Bans, quien aseguró que el guardia civil había estado 11 años destinado en Cataluña. Y tampoco. De nuevo el guardia civil, con talante serio, dejó claro que él nunca había estado destinado en la región, sino que había recogido las quejas de sus compañeros. 

Alguien en producción estaba temblando en ese momento. 

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Hay dos fallecimientos cuyo recuerdo forma parte de la memoria infantil de quienes cursaron la E.G.B. Nos referimos, por supuesto, a Fofó y Félix Rodríguez de la Fuente, cuyas muertes provocaron un fuerte impacto en niñas y niños que les tenían por seres inmortales que salían una vez a la semana por la televisión y nunca iban a irse. Pero se fueron. Ha llovido ya desde entonces.

Ver resumen Ocultar resumen

Entrevistó Jordi Évole a Fernando Simón, a un año de distancia del comienzo de la pandemia, y los titulares se dirigieron más a completar el retrato personal del doctor que nos ha acompañado en esta plaga que a la actualidad política o sanitaria. Naturalmente que quienes detestan a Fernando Simón seguirán teniendo razones para ello pero lo cierto es que su particular modo de conducirse, con esa confianza en sí mismo a prueba de bombas, seduce a amplios sectores,

Páginas