Cuando Tom Cruise confundió la Semana Santa con las Fallas

Ocurría en el año 2000 y forma parte ya de esos errores (por no decir otra cosa) que llegan de manos del cine hollywoodiense: la Semana Santa de Misión Imposible 2 no hay por dónde cogerla. Secuencia que contaba con Tom Cruise y Anthony Hopkins intentando salvar el mundo, en Sevilla y presenciando una procesión nocturna en la que se mezclaban las Fallas valencianas con el fervor religioso andaluz.

"Siéntese, señor Hunt", le decía el personaje de Hopkins al interpretado por Cruise. "Estas fiestas son un fastidio, honrar a los Santos quemando cosas. Curiosa manera de venerarlos, ¿no cree? Por poco me queman a mi al venir aquí". 

tom-cruise-de-promocion-en-sevilla

ADEMÁS: Toma sorpresón, la última de Tom Cruise está bien (o eso dicen)

Historia del cine americano digna de ser recordada en tiempos de Semana Santa.

Falleras tirando arroz, señores con antorchas...

En la (particular) visión del director de la película, John Woo (poco más ha hecho en el cine hollywoodiense en cineasta chino tras Misión Imposible 2) había de todo. Desde féminas vestidas de falleras tirando arroz al paso de las imágenes de Semana Santa, hasta caballeros con pañuelos rojos, bailando y portando antorchas.

ADEMÁS: Cuando Tom Cruise obligaba a sus amigos a jugar al escondite inglés

Un despropósito hecho cine que dio la vuelta al mundo y, quizá, atrajo a algún que otro turista perdido que, una vez en la Semana Santa sevillana, se preguntaba el porqué de la ausencia de fuego e imágenes quemadas en sus procesiones.

Ay, Tom, ay.

Fotos y Vídeo: Youtube y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Por fin se ha levantado el embargo en redes sociales de las opiniones sobre House of Gucci, la nueva cinta de Ridley Scott. Críticos y periodistas han acudido a Twitter para dejar su opinión sobre la cinta y no parece que haya salido muy bien parada, en términos generales.

Ver resumen Ocultar resumen

A juzgar por lo que dice la crítica internacional sobre Alerta Roja, parece que Netflix no le ha sacado el suficiente rendimiento a la película más cara de su historia, con un presupuesto de 200 millones de dólares.

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien piensa que ser actor es un trabajo cómodo, en el que no empleas demasiadas horas y puedes conciliar perfectamente, pero nada más lejos de la realidad, y sino que se lo digan a Ryan Reynolds.

Páginas