'Cuando zarpa el amor' de Camela en versión indie

Vivimos tiempos musicales en los que todo vale y las fusiones, intersecciones y permutaciones se multiplican. Que se lo digan a C. Tangana y sus duetos con gente como Calamaro, Drexler, Elíades Ochoa o Toquinho. O a Ismael Serrano, que canta en su último disco con Pablo Alborán. Y en el indie lo mismo. Si hasta Niños Mutantes versiona A galopar de Paco ibáñez. Y en esto llega Amaia para reivindicar a Camela.

Ha recurrido a todo un clásico.

Cuando zarpa el amor.

Ni más ni menos.

Pasen un vean.

Opiniones ha habido sobre este experimento para todos los gustos. El público indie ya lo acepta todo pero reticencias haberlas haylas.

Menos ambigüa es la entrega de escuchantes y escuchantas que, directamente, han soltado una lagrimita de emoción.

Y no podía faltar el meme respectivo de Belén Esteban.

Sea como sea, lo cierto es que sin un grado de riesgo no existe diversión posible y Amaia arriesga y, la verdad, exhibe un talento portentoso en casi todas sus decisiones.

Es la estrella de OT más antibisbaliana que ha dado ese formato.

Aunque, ojo, que quizá acabe haciendo un dueto con David Bisbal.

¿O es que puede reivindicarse Cuando zarpa el amor y no Ave María?

Pues eso.

Amaia en estado de gracia.

ADEMÁS: Inconfesables éxitos de los 90 que tú también te sabes

Ver resumen Ocultar resumen

Por un lado, están los que dicen que no se debería dar voz a un negacionista en un programa de máxima audiencia y repercusión como Lo de Évole. 

Por otro lado, están quienes aseguran que cuando gente como Miguel Bosé se pone delante de una cámara, quedan retratados

Y luego estamos nosotros, que venimos por las risas

Ver resumen Ocultar resumen

Conocemos a Tamara Falcó desde que nació. Hija de la conocidísima Isabel Preysler y del no menos conocido, además de multimillonario y desgraciadamente fallecido por Covid Marqués de Griñón, Tamara siempre ha vivido entre algodones y tenía todas las papeletas para caer mal pero lo cierto es que no es así.

Ver resumen Ocultar resumen

Fue Mercedes Sosa quien popularizó hace mucho tiempo la bellísima zamaba Alfonsina y el mar, triste elegía a la poeta argentina Alfonsina Storni, quien un 25 de octubre de 1938 se adentró en el océano en un playa de Mar de Plata y desapareció para siempre. La compusieron el pianista Ariel Ramírez y el escritor Félix Luna.

Se trata de una canción que forma parte de los grandes clásicos de la música popular latinoamericana.

Páginas