'Cuando zarpa el amor' de Camela en versión indie

Vivimos tiempos musicales en los que todo vale y las fusiones, intersecciones y permutaciones se multiplican. Que se lo digan a C. Tangana y sus duetos con gente como Calamaro, Drexler, Elíades Ochoa o Toquinho. O a Ismael Serrano, que canta en su último disco con Pablo Alborán. Y en el indie lo mismo. Si hasta Niños Mutantes versiona A galopar de Paco ibáñez. Y en esto llega Amaia para reivindicar a Camela.

Ha recurrido a todo un clásico.

Cuando zarpa el amor.

Ni más ni menos.

Pasen un vean.

Opiniones ha habido sobre este experimento para todos los gustos. El público indie ya lo acepta todo pero reticencias haberlas haylas.

Menos ambigüa es la entrega de escuchantes y escuchantas que, directamente, han soltado una lagrimita de emoción.

Y no podía faltar el meme respectivo de Belén Esteban.

Sea como sea, lo cierto es que sin un grado de riesgo no existe diversión posible y Amaia arriesga y, la verdad, exhibe un talento portentoso en casi todas sus decisiones.

Es la estrella de OT más antibisbaliana que ha dado ese formato.

Aunque, ojo, que quizá acabe haciendo un dueto con David Bisbal.

¿O es que puede reivindicarse Cuando zarpa el amor y no Ave María?

Pues eso.

Amaia en estado de gracia.

ADEMÁS: Inconfesables éxitos de los 90 que tú también te sabes

Ver resumen Ocultar resumen

Camino de los dos años de pandemia, muchos medios siguen dispuestos a dar consejos realmente cuestionables a la población. 

Tal es así que, recientemenre, en Ya es mediodía, sorprendían con la que venían a denominar Dieta por Infección de Covid-19

Básicamente, era una dieta "para ganar peso ante la falta de olfato y gusto que origina el Covid-19". 

Ver resumen Ocultar resumen

Hace tres semanas, Bertín Osborne pasaba por La Resistencia y se lo pasaba en grande con David Broncano

Eran buenos tiempos para el presentador. Bueno, y lo siguen siendo. Pero claro, ahora se sabe que el presentador fijó su residencia en Luxemurgo y facturó a través de Panamá, para evitar pago de impuestos, tal y como ha contado El Confidencial en exclusiva

Ver resumen Ocultar resumen

Este lunes, 29 de noviembre, un cómico se ha sentado en el banquillo por un chiste

Más allá de cómo sea el chiste, el precedente es aterrador, pues esto podría significar juzgar a 100.000 tuiteros al día. 

La Fiscalía de Madrid pide, además, 1 año y 10 meses de cárcel, una multa de 3.000 euros y la inhabilitación para hacer humor del cómico durante cinco años. Es decir, prohibirle su forma de ganarse la vida. 

Páginas