De First Dates a contar la corrupción de Sonia Castedo en 'Malas Compañías'

Debutaba este domingo Cristina Pardo en solitario con las 'Malas Compañías' en La Sexta  y lo hizo con un estupendo dato, como recoge el perfil de Twitter del programa, anotándose un 10,3% de share y más de 1,7 millones de espectadores. 

La corrupción política en la Comunidad Valenciana fue la protagonista de la primera entrega de dos que tendrá este formato, al menos hasta el momento. La corrupción desde una óptica de protagonistas que no se llevaban todos los titulares, ni estaban bajo los principales focos. 

Uno de los lugares que más noticias ha generado por asuntos turbios ha sido Alicante bajo el mando de Sonia Castedo; y allí participó durante algunos años como concejal Toño Sobrino. 

ADEMÁS:  Cristina Pardo: "Podríamos hacer un corruptos por el mundo" 

Sobrino fue una de las voces que charló largo y profundo con Cristina Pardo. Le desveló alguno de los oscuros secretos que la alcaldesa alicantina guardó durante años. 

En concreto, charló sobre su salida de las listas del Partido Popular de un día para otro. Él formó parte de la corporación municipal alicantina y de un día para otro desapereció. Esperaba poder ser diputado autonómico, pero tampoco. 

acudio-a-first-dates-

ADEMÁS: El First Dates polaco veta a parejas homosexuales

Y ahí comenzaron los conflictos, según narró Sobrino. Quiso volver a su trabajo como empresario hostelero, pero contó que no le dejaban reabrir, que le hacían la vida imposible y ahí fue el momento en el que jugó un papel clave.

Un pasado en First Dates 

Mostró unas fotografías de Castedo junto a Enrique Órtiz, el empresario al que negó conocer.  Ahí todo viró y Castedo se tambaleó hasta caer. 

Para Sobrino fue su fin en la política y así lo ha contado en televisión. Eso sí, no ha sido primera aparición catódica; ya que hace unos días se dejó ver en First Dates. 

malas-compañia-marco-un-estupendo-dato-

ADEMÁS: El tuit viral de Cristina Pardo que no gustará a Ciudadanos 

En el dating show de Cuatro, José Antonio Sobrino (ahí no se llamaba Toño) quiso tener una cita con uno de los clientes de su bar. Sobrino, que es padre de tres chicos, quiso declarar abiertamente su homosexualidad y declarar su amor al cliente. La cita fue bien y tuvo una segunda más. 

Fotos: Mediaset, Atresmedia

 

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas