Demasiada información, Jorge Javier

La revista Lecturas nos informa de que Jorge Javier Vázquez les ha abierto las puertas de su casa y que les ha dado una entrevista en exclusiva. Hasta ahí todo bien. O normal. El titular principal reza así: "Mi vida amorosa ha sido un gran error". Vaya por Dios. Lo sentimos.

Pero es que, además, Jorge Javier Vázquez tiene un blog en dicha publicación donde vierte un exceso de información absolutamente privada que dudamos sea necesario.

Veáse este tuit difundido por Lecturas y que ha provocado estupor, calambres y ominosas pesadillas.

Atención.

Estupendo, oye, pero hay que guardar siquiera un trocito de la intimidad de cada cual, sobre todo si nadie pregunta acerca de cuestiones concretas que no generan enorme curiosidad. O sí. La curiosidad es absolutamente indescifrable y habrá de todo pero no me digan.

Pues ahí queda eso.

Carolina Sobe es una concursante de realities a la que, suponemos, vendrá bien la promoción de su centro de depilación.

Todo en orden. 

A veces, confesémoslo, leemos el blog de Jorge Javier Vázquez y está bien, habla de política o libros y de otras cosas interesantes. Que nadie se sienta ofendido, que también hay quien lee a Javier Cercas en El País, por ejemplo. Para gustos, los colores.

Y a ver si Javier Cercas sería capaz de escribir algo así: "Voy al centro donde trabaja Carolina Sobe a depilarme con láser el pene, los testículos y el culo a fondo. No me lo había hecho antes, no por temor al dolor, sino porque me daba vergüenza que manosearan mis partes".

Canela fina.

Aquí va el link para quien quiera leer el artículo completo.

De nada.

ADEMÁS: Resumen de un año pandémico en la televisión generalista

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas