El aspecto de Chucky más de 30 años después de su primer papel

Chucky era apenas un chaval allá por 1988 cuando se estrenó la primera versión de Muñeco diabólico. Luego hubo muchas secuelas de este título inicial y una reinterpretación en 2019 pero la buena (por mala) era la del principio.

También moló bastante La novia de Chucky, como una especie de homenaje a La novia de Frankenstein de James Whale pero sin Elsa Lanchester aunque con Jennifer Tilly en la voz de la muñeca criminal.

Bueno. el caso es que alguien en Twitter nos ha querido desvelar cómo se encuentra actualmente Chucky, pasados más de 30 años de su aparición en escena.

Ah, el tiempo. 

Lo hemos visto reproducido en @Los_memazos pero la recreación lleva circulando desde hace bastante. Sin embargo, merece la pena echarle un vistazo otra vez.

Vale, es una broma tonta.

Pero de bromas tontas también se vive.

No todo va a ser intensidad.

Y, además, resulta una buena excusa para revisar los VHS que hay en una caja (sí, en el altillo están) con clásicos del terror de los 80 y 90 y donde Muñeco diabólico destaca.

También puedes ir a Amazon Prime y tienes Bolsa de cadáveres (1993), película de culto compuesta por tres episodios dirigidos respectivamente por John Carpenter, Tobe Hooper y Larry Sulkis.

Elementos para entretenerse en fin de semana.

Y Chucky se conserva bastante bien.

¿Qué habrá sido de él? ¿Habrá dejado de fumar? ¿Y de matar?

Preguntas bobas para alegrarnos el sábado

Toda excusa es buena para echar la vista atrás y recuperar viejos títulos del cine de terror. Por cierto, otro día hablamos de El silencio de los corderos, que cumple 30 años de su estreno.

Otro estilo de miedo.

ADEMÁS: Las mejores películas de miedo

 

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Páginas