El beso de Ryan Reynolds a Andrew Garfield y otros momentazos de los Globos de Oro

Vaya chasco para la Prensa Extranjera de Hollywood. Con lo fino que han hilado este año en sus Globos de Oro. A saber: premios para afroamericanos (Viola Davis, Tracee Ellis Ross, Moonlight...); premio para Elle, una de las películas más arriesgadas de los últimos meses; récord de galardones para La La Land, un musical a la antigua... Y va Ryan Reynolds y le suelta un beso a Andrew Garfield. 

Tal cual. El protagonista de Deadpool, al saber que su tocayo, Ryan Gosling, le había robado el Globo de Oro a mejor actor de comedia o musical, se ha consolado como ha podido. Y claro, a quien tenía más a mano era al que fuera Spiderman, quien también se ha ido de vacío por su papel en Hasta el último hombre. 

ADEMÁS: Las películas más esperadas de 2017

Pues bien, ni corto ni perezoso, Ryan Reynolds le ha apretado un morreo a Andrew Garfield, que ya les perfila para la segunda parte de Brokeback Mountain. Obviamente, las cámaras lo han captado y, obviamente, el mundo entero lo ha viralizado. Lo sentimos por la organización, que lo ha hecho genial pero, amigos... ¡Ryan ha besado a Andrew!

Eso sí, no ha sido el único momentazo que nos ha dejado una gala dinámica, ligera y en la que, por suerte, Jimmy Fallon no ha interrumpido más de lo esperado. Es más, ha pasado más inadvertido de lo que muchos pensaban. Es lo que tiene que te acusen de ayudar a Donald Trump en su llegada a la Casa Blanca, te tienes que tapar. 

Meryl Streep: El Discurso

Por suerte para él, Meryl Streep le ha echado un capote en ese sentido. La actriz, de 67 años, recibía un merecido Globo de Oro Honorífico Cecil B. DeMille por sus 30 nominaciones y ocho Globos de Oro. Su discurso de agradecimiento ha sido, sencillamente, magistral. 

Casi seis minutos en los que ha hablado de la diversidad de Hollywood, mencionando a nominados como Ruth Negga (Etiopía), Ryan Gosling (Canadá) o Dev Patel (ascendencia india). Un speech que, además, ha pronunciado medio afónica y aún emocionada, tras el funeral de su amiga Carrie Fisher a quien los Globos de Oro han dedicado un sentido homenaje. 

Y un momento que, como no podía ser de otra manera, ha aprovechado para dar un palito a Trump, sin nombrarle directamente. Meryl Streep ha sido una de las estrellas más activas en la campaña anti Trump que, eso sí, de poco ha servido. Lo que está claro es que, sean cuatro u ocho los años que esté en la Casa Blanca, la actriz no le va a pasar ni una. 

Por cierto, la presentación del premio a Meryl Streep, por parte de Viola Davis, ha hecho llorar a medio auditorio. Sentido, emocionante y digno de Globo de Oro al Mejor Discurso. Si existiera el premio. Al menos se ha llevado el suyo como Mejor Actriz de Drama por Fences. 

La cobra de Emma Stone

La noche para Emma Stone ha sido de 9. Y no ha sido de 10, por un motivo: la cobra que le ha hecho Damien Chazelle, director de La La Land. La actriz ha ido a darle un beso pero éste se ha girado antes para dárselo a su pareja, por lo que la actriz se ha quedado con el molde. Bueno, y con el Globo de Oro a Mejor Actriz de Comedia o Musical. 

Una infancia triste

Que Steve Carell y Kristen Wiig están de dulce, es un hecho. Los dos cómicos no paran de subir su cotización con momentazos como el que han regalado, presentando el premio a Mejor Película de Animación. El gag más largo de la noche, ha sido el mejor de todos. 

Todo ha comenzado cuando se han preguntado por el recuerdo de su primera película de animación. Lo que parecía un momento de felicidad, ha derivado en historias de divorcios, llantos y traumas infantiles que, a pesar de todo, han enamorado a público y Twitter. Lo dicho, están de dulce. 

ADEMÁS: Las crueles (y verdaderas) historias de los cuentos Disney

Goldie Hawn y su jadeo indisimulado

Aunque mucha gente no quiera admitirlo, Goldie Hawn es una de las mejores actrices de comedia de la historia. Le pregunten a Meryl Streep, con quien compartió la hilarante La muerte os sienta tan bien. Ahora, lo de esta noche, por muy buena actriz que sea, no era a propósito. 

Goldie Hawn presentaba, junto a Amy Schumer, el Globo de Oro a Mejor Actor de Comedia o Musical. Cosas de la vida, se lo ha llevado Ryan Gosling y la encargada de anunciarlo era la veterana actriz. Pues bien, la forma en que lo ha hecho, ha rozado lo pornográfico. Y sí, Kurt Russell estaba presente. No sabemos qué habrá pasado en la fiesta posterior. 

La hija de Diana Ross

Tracee Ellis Ross se ha llevado el Globo de Oro a Mejor Actriz de Comedia por Black-ish. Lo que no todo el mundo sabe es que Tracee es hija de toda una diva de la música disco: Diana Ross

Además, la actriz ha hecho una de las dedicatorias de la noche, a todas las mujeres de color y coloridas. La ovación ha sido tremenda. Al igual que la serie. Muy recomendable. 

ADEMÁS: Las peores canciones de 2016

Soltero y más guapo que nunca

Aunque si hablamos de guapos, hay que hablar de Brad Pitt. El recién divorciado actor se ha presentado en los Globos de Oro en su faceta, cada vez más prolífica y atinada, de productor. En este caso de la premiada Moonlight (Mejor Drama). 

Pues bien, hay que decir que Brad Pitt estaba más guapo que nunca. Y eso es complicado. Pelo corto, perilla perfilada y el resto de la barba afeitada. Y claro, su esmoquin perfecto... Ante tal visión, sólo podemos aplaudir por lo bien que le ha sentado la separación. Al menos físicamente. Brad Pitt vuelve a ser el soltero de oro de Hollywood

Rocky vs Apollo

40 años después, hemos podido volver a ver a Rocky Balboa (Sylvester Stallone) y Apollo Creed (Carl Weathers) juntos. No ha sido sobre el ring, sino sobre el escenario del Beverly Hilton de Los Ángeles. 

Los dos veteranos actores, quienes se conservan de maravilla, han entregado el último galardón de la noche, el de Mejor Película de Drama, que ha sido para Moonlight. Antes de hacerlo han dejado tres cosas claras: el buen rollo que tienen, que Carl Weathers sigue sin saber actuar y que Sly tiene la cara más tensa que si fuera de cuero. Aún así, el momento ha sido de lo más emocionante. 

Stallones Girls

Que la familia Stallone es carne de reality, es un hecho. Este domingo, sus tres hijas teenagers (Sistine, Scarlett y Sophia) han sido elegidas Miss Globos de Oro. Lo que viene a ser una presentación de novicias al estilo Hollywood. 

los-angeles-de-jimmy-daran-que-hablar-en-los-proximos-años...-

Las niñas, obviamente, encantadas de la vida y Sylvester Stallone, también. Por si alguien no lo sabe, el actor ya tiene 70 años y que tenga unas hijas tan jóvenes, no hace sino potenciar su virilidad. Lo dicho, carne de reality. 

El musical... ¡de Jimmy Fallon!

Decíamos que Jimmy Fallon había molestado lo justo. Eso sí, su entrada ha sido, como siempre, a lo grande. Es más, ha parecido un preludio de lo que iba a ser la noche, un musical de principio a fin. 

Con referencias a series como Juego de Tronos, Stranger Things o Westworld, colaboraciones estelares incluidas, el presentador ha llegado al escenario. ¿Quién le esperaba allí? Sí, Tina Fey. Pero ella no era la elegida. Lo era él, Justin Timberlake, con quien mantiene uno de los mejores bromances televisivos de la historia. 

Fotos: Golden Globes y Twitter

 

Ver resumen Ocultar resumen

"Mi corazón se rompe. Mi país está en guerra. Me preocupa mi familia, mis amigos. Me preocupa mi gente. Esto es un círculo vicioso que está yendo demasiado lejos. Israel merece vivir como una nación libre y segura. Nuestros vecinos merecen lo mismo. Rezo por las víctimas y sus familias, rezo para que se acabe esa inimaginable hostilidad, rezo para que nuestros líderes encuentren una solución para vivir juntos en paz". 

Ver resumen Ocultar resumen

Este verano, si el destino no lo impide, se estrenará Top Gun: Maverick o lo que es lo mismo: la segunda parte de Top Gun, clásico de los 80 que fue denostado por la crítica pero supuso el definitivo triunfo como icono de Tom Cruise y el inicio de una carrera sinuosa e irregular para Val Kilmer y un fugaz paso por el estrellato de Kelly McGillis, que luego se apeó de la fama y prefirió dedicarse a hacer teatro en Broadway.

Ver resumen Ocultar resumen

Contra todo pronóstico, el documental 'Lo que el pulpo me enseñó' se alzó con el premio al mejor documental en la pasada gala de los premios Oscar. Y decimos contra todo pronóstico, porque existían dos favoritas, pero ninguna era esta. La primera era 'El agente topo', un documental chileno que narra la historia de Chamy, un octogenario que se infiltra en una residencia para averiguar si los ancianos están recibiendo el trato adecuado.

Páginas