El busto de Cristiano Ronaldo desata la locura en Twitter

Quien sepa algo de Twitter, sabe que estas cosas es como jugar con fuego. Más aún si eres Cristiano Ronaldo, el futbolista más mediático del fútbol mundial. Pues ni con ésas. 

El delantero del Real Madrid, acudía este miércoles a la inaiguración del aeropuerto Cristiano Ronaldo de Madeira. No, no lo ha comprado. De momento. Tan sólo le han puesto su nombre, que no es poco. 

Lo malo para el crack portugués es que, no contentos con bautizar el aeropuerto con su nombre, han decidido homenajear aún más a su famosísimo vecino con un busto. Y ahí es cuando la han liado parda. 

Por no hacer sangre, el busto no es que sea de muy bien gusto. Es más, cualquier parecido con la realidad es meramente casual. La estatua de bronce tan sólo se parece al futbolista luso en el color de piel que éste coge en verano. Para de contar. 

ADEMÁS: Aprende a posar como Cristiano Ronaldo en 20 fotos (10 buenas y 10 malas)

Obviamente, y como no podía ser de otra manera, Twitter no ha dejado pasar la ocasión de hacer una ronda de memes de lo más hilarantes. Lo dicho, jugar con fuego. 





Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando todavía hay ecos del tremendo robo que ha sufrido el hotel Atrio de Cáceres (en donde se llevaron 45 botellas de vino, una de ellas, un Chateau d'Yuqem de 1806 valorada en 150.000 euro) Dabiz Muñoz han sorprendido revelando que sufrió un robo similar en DiverXO.

El mejor chef del mundo, cabeza visible del tres Estrellas Michelín que es DiverXO, ha pasado por Play Gastro, el programa de Cadena SER.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Han pasado 15 años para los triunfitos pero también para nosotros

Ver resumen Ocultar resumen

Es una estrella de las series y el cine pero una estrella a su manera. Ha habido temporadas en las que dio prioridad a su carrera y otras a su vida personal. Se fue a vivir a París, ha tenido un hijo... Pero sigue siendo actriz de enorme carisma y actualmente tiene un papel relevante en Madres, serie de Amazon Prime.

Pero ¿cómo empezó todo?

Páginas