Catastrófico futuro para España con la subida del SMI (oído en Más Vale Tarde)

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) anunciada recientemente por el Gobierno de coalición no ha gustado a todos por igual. ¿Un ejemplo? La opinión de John de Zulueta, presidente del Círculo de Empresarios, que en Más Vale Tarde auguraba un mal futuro para España tras la subida de los salarios. 

"Un 24% de los afectados por la subida del SMI va a entrar en la economía sumergida", decía el empresario. 

Zulueta, que en septiembre de 2019 aseguraba en Espejo Público (Antena 3) que la entrada de Pablo Iglesias y Unidas Podemos en un gobierno de coalición sería algo "devastador" para la economía española, apuntaba ante Mamen Mendizábal que "no es un requisito para una economía tener un salario mínimo" y que España debería mirar más hacia Portugal donde el SMI es de 635 euros.

"Este país es el socio europeo más próximo de España", decía el empresario. "El SMI está relacionado con la productividad y en España, donde tiene mucho peso el turismo, no es muy productivo".

"Por lo menos hubo diálogo social"

Eso sí, al menos, algo bueno tiene esta subida del SMI para Zulueta y España no se romperá con esta decisión de pasar de 900 a 950 euros. "Por lo menos este año hubo diálogo social", apuntaba el presidente del Círculo de Empresarios, "unos querían 900 y otros, 1.000".

Y sobre la derogación de la reforma laboral, ¿qué piensa John de Zulueta? Nada, no le gusta. "Si hay una contrarreforma y cambios hacia atrás afectará a la prima de riesgo y a lo que paga España en la deuda".

ADEMÁS: Oído a Ayuso en Más Vale Tarde: "VOX no es extremo"

Fotos y Vídeo: Más Vale Tarde (laSexta)

Ver resumen Ocultar resumen

Tras varias semanas de culebrón, dimes, diretes y demás, la salida oficial de Iker Casillas del Real Madrid ha desatado un tsunami en la prensa de todo el mundo. Y es que, tras 25 años en el club, Iker se va del Madrid por la puerta de atrás, y firma dos años con el Oporto, alguien que poca gente entiende. Sea como sea, el portero volverá a sentirse futbolista en Portugal.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Todo aquel que precie llamarse hípster tiene una serie de preceptos que cumplir, para formar parte de la principal subcultura del siglo XXI. Si eres chico el pack de gafas de pasta, más flequillo y barba es obligatorio; mientras que una chica también lucirá gafas (de colores a poder ser), melenón y ropa vintage.

Además, ambos llevarán su ipod, tomarán su café en vaso de plástico y escucharán música independiente. Los hay que incluso presumirán de leer a Murakami y de comer sushi casero. ¿Pero y en cuanto a cine qué?

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

 Todas ellas han convivido con la fama desde poco después de que les cortarán el cordón umbilical. Así, que tienen como algo habitual el ver cómo cientos o miles de fans se han interesado a lo largo de su vida por los quehaceres diarios de sus padres. Y es que ser la hija de una estrella del rock marca desde el principio. Será que, además de que los viejos rockeros nunca mueran, también lo trasmitirán en los genes.

Páginas