El fin de ‘Gambito de dama’

Pues sí, amigos, pese a su éxito, no tendremos segunda temporada de Gambito de dama. Así lo ha asegurado Scott Frank, cocreador  de a serie tras ganar el Emmy a la mejor serie limitada del año.

«Lo siento muchísimo. Odio decepcionar a alguien, pero no. Creo que contamos la historia que queríamos contar y me preocupa, bueno, déjame decirlo de otra forma, me aterroriza que si contásemos más, arruinaríamos lo que ya contamos», dijo Scott Frank en la reciente gala de los Emmy donde se galardonó su creación.

Esto nos entristece y nos enorgullece a partes iguales. Nos entristece por no volver a ver a Anya Taylor-Joy en su papel más exitoso y nos enorgullece porque no es algo muy habitual el mirar por la calidad de la serie antes que por el dinero que podrías obtener por ella. Así que sí, no tendremos más Gambito de dama pero al menos, lo que ya tenemos, no quedará empañado por un final que no esté a la altura.

La serie sigue la vida de Beth Harmon, una huérfana prodigio del ajedrez, durante su búsqueda para convertirse en la mejor jugadora de ajedrez del mundo mientras lucha con problemas emocionales y dependencia de las drogas y el alcohol. Durante su estancia en el orfanato, Beth no sólo aprendió a jugar al ajedrez gracias al Señor Shaibel, el conserje, sino que se volvió adicta a los tranquilizantes que distribuían diariamente. Cuando es adoptada, la niña se inscribe en torneos de ajedrez y comienza a despuntar rápidamente, lo que también la lleva a volverse más dependiente de las drogas y el alcohol y perder el control de su vida.

Lo cierto es que la historia está bastante cerrada así, pero cosas más raras se han visto.

 

Pero no por dar por finiquitada la serie, se acaban los problemas para los creadores de la misma. La ajedrecista georgiana Nona Gaprindashvili ha demandado a Netflix por considerar que la miniserie contiene información falsa sobre su persona, por lo que exige una compensación de cinco millones de dólares.

Según su abogada, en la miniserie, "dicen sobre ella que nunca jugó contra hombres y también la llaman "ajedrecista rusa". Pero la verdad, dijo, es que en 1968, época en la que transcurre la acción de la miniserie, Gaprindashvili "compitió contra casi 60 hombres, incluidos 10 grandes maestros".

 

Y eso vale cinco millones de dólares. Pues que bien. Viendo esto, al final no todo está perdido. Si Netflix pierde la demanda a lo mejor se vuelven a pesar hacer una segunda temporada de Gambito de dama. Para cubrir gastos.

ADEMÁS: 'Gambito de dama' y la renovada pasión por el ajedrez

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de El juego del calamar no tiene nombre. Se ha convertido en la serie más vista de la historia de Netflix, ha elevado a la categoría de estrellas a sus actores (sobre todo a Hoyeon Jung) y todo el mundo habla de ella.

Fíjate si tiene éxito, que en Saturday Night Live se han dignado a hacerle una parodia y nada más y nada menos que con Rami Malek y Pete Davidson como protagonistas.

Ver resumen Ocultar resumen

En mayo de 2020, en pleno arranque de pandemia, saltó la noticia: Ruby Rose abandonaba de forma abrupta Batwoman, la potente serie de The CW.

Aunque se señaló a una lesión de espalda, producida precisamente en el rodaje, todo el mundo sabía que detrás había algo más, pero ambas partes, productora y actriz, se mantuvieron en silencio.

Hasta ahora.

Ruby Rose ha explotado y ha contado, a través de Stories en Instagram, su versión de los hechos y el infierno que, según relata, fue el rodaje de esa temporada.

Ver resumen Ocultar resumen

Te suena la imagen de arriba? Está en la Comunidad Valenciana. A orillas del Mediterráneo. Y, pese al color azul que predomina en la imagen, su nombre popular tiene al rojo como color principal.

¿Atas cabos?

Una pista.

Páginas