El inocente: marchando otro thriller (en Netflix) con Mario Casas

Por fin, después de meses de hype, ha llegado El inocente, estrenada este viernes 30 de abril en Netflix. Ya podemos descubrir qué le ocurre a Mario Casas, por qué ha estado en la cárcel y por qué parece que su destino es volver a ella.

El inocente es obra de Oriol Paulo, el director de otros grandes éxitos como El cuerpo o Contrarrelo', películas done coincidió con su pareja protagonista, Mario Casas (en la segunda) y Aura Garrido (en la primera).

Es la historia de Mat (Casas), pero también la de Olivia (Garrido), Lorena (Alexandra Jiménez), Teo (José Coronado), Aníbal (Miki Esparbé), Emma (Juana Acosta) y Kimmi (Martina Gusmán). Son varias historias en movimiento que encajan entre sí para permitirnos ver el rompecabezas en su totalidad, aunque parezca que no tienen relación las unas con las otras.

Entremos en materia. Mario Casas es Mateo, un joven universitario que durante una noche de fiesta mata a otro accidentalmente en medio de una pelea. Pasa cuatro años en prisión y, al salir, comienza una relación con Olivia (Garrido), a quien conoció en un permiso penitenciario. Todo parece ir bien, incluso van a ser padres y a mudarse a una casa más grande, hasta que Olivia tiene que salir del país durante unos días por un viaje de negocios y esto lo cambia todo: Mat recibe una extraña llamada desde el móvil de ella, lo que será el punto de partida de una frenética carrera por llegar al fondo del asunto.

Este es el argumento principal, pero existen otras subtramas que enriquecen la historia y la dotan de más complejidad. Por un lado está Lorena (Jiménez), una inspectora de policía que está investigando el caso de suicidio de una monja y que, de alguna manera, lo relacionará con Mat, poniendo en tela de juicio su inocencia. Por otro lado está el inspector Aguilar (Coronado), que trabaja para los servicios de inteligencia del Gobierno, que llega a la serie cargando con su propia mochila: lo que sucedió en Marbella nueve años atrás en un prostíbulo. Esto es uno de los grandes misterios de la ficción y estuvo protagonizado por Aníbal (Esparbé), Kimmi (Gusmán) y Emma (Acosta).

Además, los saltos temporales son una de las características más llamativas de esta serie. La acción se plantea desde el pasado hasta el presente pero añadiendo entre medias diferentes 'flashbkacks' para ubicar al espectador en la historia. Desde que Mateo entra en la cárcel hasta que sale pasan 4 cuatro años, sin embargo, desde que eso sucede hasta el presente transcurren diez años. ¿Qúe es lo que ha sucedido en ese tiempo? Esa será la clave de la trama.

Paulo ha concebido esta serie, adaptación de una novela de Harlan Coben, como "una película de ocho horas en las que cada capítulo en sí es como una mini película dentro de la gran película". "La propuesta es que tú ves una pieza, luego ves otra y piensas que no hay manera de que esto encaje, pero de repente todo cobra sentido y te adentras en el laberinto que es esa trama y no sabes cómo salir", dijo Alejandra Jiménez sobre la estructura de la ficción.

Ocho capítulos de más de 50 minutos cada uno en los que cada vez aparecen nuevas piezas del rompezabezas que no conseguirás unir hasta el final. ¿Te atreves a engancharte a este thriler?

ADEMÁS: Ficción española en Netflix para 2022

Ver resumen Ocultar resumen

No es la primera serie actual que vuelve a los años 90 para teñir la ficción de nostalgia. de hace unos meses es Paraíso, una historia ambientada en la misma época, pero El inmortal se diferencia de ésta en que lo que narra, no sólo se acerca a la realidad, sino a una realidad fea, de perversión y libertinaje: la historia de Los Miami.

Ver resumen Ocultar resumen

La cocinera de Castamar nació como una ficción pensada para AtresMedia Premium pero, dada su buena acogida en la plataforma de pago, pasó a Antena 3 poco más de un mes después.

Ver resumen Ocultar resumen

La cuestión es sencilla.

O quizás no tanto.

"Pistola contra tu cabeza, di una frase icónica de 'Aquí no hay quien viva' que no sea "Un poquito de por favor" ni "Amos no me jodas". ¿Sobrevives?"

Páginas