El lamento del tertuliano

Qué difícl es ganarse el pan de tertulia en tertulia. Y lo decimos sin asomo de ironía. Ser tertuliano progresista y no morir en el intento resulta un heróico empeño cuando tienes enfrente a la vociferación armada de fake news, frases hechas y sarcasmos de barra de bar y carajillo.

Así que pasa lo que pasa.

Hay domingos que uno piensa lo que se le viene encima en cuanto empiece el lunes y se le cae el alma a los pies.

Le ha sucedido a Antonio Maestre, que ha expresado su hartazgo en un tuit revelador.

Efectivamente. A ver qué toca esta semana de tertulianía aunque podríamos apostar a que se hablará de los que han robado Nike en los disturbios de Barcelona, la presunta presencia de MENAS en las manifestaciones y otras finas hierbas sacadas de la brocha gorda con que cierto periodismo se maneja.

También, claro, puede debatirse sobre la pancarta que se vio en Barcelona y que a Antonio Maestre le parece, con razón, un elemento clave para entender las protestas de estos días.

Malos tiempos para la lírica.

Pero es lo que hay.

Ser tertuliano es jodido pero (como dicen los viejos periodistas) peor sería trabajar.

Así que a ello, a batirse el cobre en los platós y luego en Twiter y... buff... cansa sólo de enunciarlo. 

Era más fácil cuando La noria y el bipartidismo María Antonia Iglesias / Alfonso Rojo.

ADEMÁS: Las 10 peores películas de todos los tiempos (por decisión popular)

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Es el fenómeno viral de los últimos días. Las 21 frases más cargadas de verdad del mundo mundial. Si no te han llegado todavía por Whatsapp, aquí tienes las verdades como puños que están revolucionando la red y a las que no podrás poner un pero. Todas realidades como un castillo de grandes y, digámoslo, crueles como ellas solas (algunas más que otras). 

Devóralas, apréndetelas (por si acaso) y compártelas con tus amigos.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Se dice siempre que el amor no entiende de edades, ni de condiciones que incluso los polos opuestos se atraen y acaban conformando parejas muy estables pese a que muchos no apostaran un euro por ellas. Ocurre en la vida real, en el cine y cómo no en el mundo de la ficción televisiva.

Ver resumen Ocultar resumen

El actor Aitor Mazo, de tan sólo 53 años, ha fallecido durante la mañana de este jueves en su domicilio, en el barrio de Txurdinaga en Bilbao. Según han confirmado fuentes cercanas al intérprete, su fallecimiento se habría producido por una insuficiencia coronaria. Y es que Aitor sufrió hace unos años un microinfarto y se le implantaron dos stents, según ha declarado su familia. 

Páginas