El legendario duelo de bailes entre Ignatius y José Mota

Ríanse ustedes de 'Vengadores: Civil War'. El choque estelar que tuvo lugar en la Cadena Ser, deja cualquier batalla que haya habido en cosa de niños. 

Ignatius Farray y José Mota, historia viva de la comedia española y dos hombres enfrentados por el amor de un niño, se encontraron en lo que supuso el choque de talentos más grande desde que Arévalo conoció a Bertín Osborne. 

Quien no haya entendido lo del amor de un niño, la explicación rápida es que el hijo de Ignatius siempre le dice a su padre que José Mota es más gracioso que él. Una afirmación que se ha convertido en un rolling gag de 'La Vida Moderna' durante años y que el cómico castellano-manchego ha alimentado a través de redes sociales. 

ADEMÁS: La sinceridad de Jorge Ponce: "¿El Hormigueron mal es enseñar a drogarse? Sí"

Pues bien, esta semana José Mota se presentó en 'La Vida Moderna' para cantar las cuarenta a Ignatius y recordarle que "no puedes mantener la demanda humorística de tu hijo". 

El encuentro no pudo ser más épico. José Mota con el volumen a 99 sobre 100. Ignatius alucinando y dejando claro que no esperaba la presencia de su némesis paternal en el estudio. Y mientras, el público, Quequé y David Broncano, sin saber si aplaudir, separarles o gritar junto a ellos. 

ADEMÁS: ¿Por qué han interrumpido Dani Martín y David Broncano 'El Hormiguero' en directo?

Ahora, lo que nadie esperaba era que la resolución de la demanda humorística del hijo de Ignatius, se iba a resolver con un duelo de bailes. Un duelo de bailes absolutamente hilarante en el que a Ignatius parecía estar dándole un ictus, mientras que José Mota tiró de bailarín con problemas psicomotrices para "poner en su sitio" a su rival. 

Todo terminó con un abrazo que, como reseñó Álex Pinacho en las redes sociales de 'La Vida Moderna', "al final siempre gana la commedia"

Fotos: La Vida Moderna

Ver resumen Ocultar resumen

Este lunes, 21 de junio, transcurría con la normalidad monótona de estas semanas que ya atisban vacaciones veraniegas. 

Y de repente, llegaron las 16:00 horas. Y en Onda Cero comenzó, como cada tardeJulia en la Onda. Pero, en esta ocasión al otro lado del micro sí estaba quien da nombre al programa. 

Ver resumen Ocultar resumen

Esas peleas en las que dos personas se encaran y, como dos miuras, amagan y amagan con embestir pero, finalmente, no llegan a tocarse. Eso sí, cuando se van, comienza el duelo dialéctico: "Ya te pillaré..." o "Esto no va a quedar así". 

Es más, cuando todo ha pasado, cada implicado comenta la jugada con amigos y les dice algo del tipo: "Es que si no me freno, no sé qué habría pasado" o "la próxima, no lo cuenta". 

Pues eso es, exactamente, lo que ha pasado en el debut de Ignacio Aguado como tertuliano en Todo es Mentira. 

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha convertido en la controversia del fin de semana lo de Pérez Reverte despotricando contra la literatura infantil y recomendando a niñas y niños la lectura de La Iliada, La Odisea o, yo qué sé, Guera y paz. Malditos niñatos de hoy en día, que no saben leer ni beben coñá a escondidas. También despreció el creador del capitán Alatriste a Fray Perico y su borrico (y eso si que ha dolido).

El caso es que el cantautor Ismael Serrano decidió seguir el consejo de Reverte y le leyó a su hija fragmentos escogidos de La Iliada.

Páginas