El libro que tendrían que leer nuestros reporteros de sucesos

Sí, camaradas de oficio, periodistas que a diario tratan con crímenes y atrocidades, reporteros de a pie y de plató siempre dispuestos a detallar un asesinato o violación.

Háganse un favor y lean este estupendo libro.

Porque en Laëtitia o el fin de los hombres se explica cómo hacer el relato de un crimen desde el respeto a la víctima y de qué manera dignificar el periodismo o la literatura contando lo inenarrable.

Ni tan siquiera los monstruos lo son 24 horas al día, toda su vida, a cada momento.

Lo comenta una abogada de la acusación en esta novela de no ficción.

Todo ser humano merece ser dibujado con cierto grado de piedad, todo crimen se halla dentro de un contexto histórico y social, el suceso nos suele anunciar algo muy profundo acerca del mundo en el que vivimos y si renunciamos a esa complejidad, como tantas veces se hace en los medios, estamos contribuyendo a una degradación que siempre tiene consecuencias.

laëtitia-o-el-fin-de-los-hombres-(anagrama)

Francia, enero de 2011. Laëtitia Perrais es violada, asesinada y descuartizada. El caso conmocionará al país y Sarkozy, entonces presidente, lo utilizará en su afán de aparecer como garante del orden. Mano dura, clamará Sarkozy, y señalará al sistema judicial como culpable. Ivan Jablonka, autor de Laëtitia o el mal de los hombres, narra en primera persona su investigación de este suceso terrible pero no estamos ante A sangre fría ni La canción del verdugo.

Porque Ivan Jablonka (y lo argumenta explícitamente en las páginas finales) no pretende una aproximación fascinada al sujeto criminal como en el caso de Capote o Maile,.

No explora el mal en su vertiente metafísica.

Ivan Jablonka quiere comprender a la víctima y nos conduce a través de su vida y nos retrata la Francia de los servicios sociales, el aburrimiento de la periferia, a medio camino entre el campo y la ciudad, discurriendo carreteras que no llevan a ninguna parte.

En Laëtitia o el fin de los hombres se maneja con extrema sensibilidad un caso repleto de dolor, miseria y furia. No soy juez, admite el autor en alguna de sus líneas, y esa máxima debiera prevalecer en todo reportero de sucesos.

Ve y cuéntalo. Es nuestro lema como periodistas.

Camaradas de oficio, no juzguéis.

Leed este libro, apasionante, exquisitamente escrito, trepidante, perfecta crónica y alta literatura, reflexión moral bellísima.

ADEMÁS: El ruído y la furia: Ana Rosa Quintana vs Susanna Griso

DANIEL SERRANO

Ver resumen Ocultar resumen

Queda tiempo para la gala de los Oscar, sobre todo ahora que, una vez más, se ha retrasado por la pandemia que parece no querer irse nunca. El 27 de marzo es la fecha elegida para que las grandes estrellas de Hollywood se paseen por la alfombra roja del Dolby Theatre de Los Ángeles... o no.

Ver resumen Ocultar resumen

Le han dado el Premio Nacional de Cinematografía. Con todo merecimiento. Porque José Sacristán es un grande de nuestro cine. Un grande del cine mundial. La voz de trueno más hermosa y reconocible. Un icono.

¿Y cuáles son sus mejores trabajos?

Difícil elegir.

Pero he aquí una selección de títulos en los que José Sacristán brilla aunque, incluso, la película sea tirando a mala. Vamos allá.

Ver resumen Ocultar resumen

Ojo, Miley Cyrus, que Black Eyed Peas y Coldplay te adelantan por la derecha. 

Pedro Sánchez ha pasado de recomendar pizzas cojonudas a intercambiar mensajes con lo más selecto de la música mundial. Bueno, y a dirigir un país ante la peor pandemia del último siglo, entre otras cosas. 

De hecho, a raíz de la pandemia, muchos rostros conocidos están reclamando que las vacunas también lleguen a quienes no tienen acceso sencillo a ellas. 

Páginas