El primer encuentro de Wyoming y Esperanza Aguirre en televisión (1993)

Bendita hemeroteca. Qué sería de nosotros sin estos vídeos, guardados en el baúl de los recuerdos, que nos siguen dando la vida. 

En esta ocasión, los damnificados (dicho desde el cariño) fueron El Gran Wyoming y Esperanza Aguirre. Enemigos íntimos desde hace tiempo, el concuctor de El Intermedio y la ya ex política del PP y ex presidenta de la Comunidad de Madrid, no se tragan. 

Pero no siempre fue así. Hubo un tiempo en el que incluso compartieron plató. No sólo eso, tanto Wyoming como Aguirre, eran mucho más comedidos en sus intervenciones. Poco que ver con su actual forma de afrontar sus comparecencias. 

Claro, hablamos de 1993, cuando ni uno ni otro tenían la relevancia actual. Es más, hablamos de que coincidieron en un programa que presentaba la desaparecida Lola Flores

ADEMÁS: La verdadera Carme Chaparro

Anna Simón fue la encargada de recuperar este impagable documento en el Zapeando de este martes. 

El programa era Sabor a Lolas, y estaba presentado por La Faraona y su hija, Lolita. Allí pudimos ver a un joven Wyoming, que cumplía 38 años ese día, y a una Esperanza Aguirre, que bien podría pasar por la doble de Nieves Herrero

si,-es-wyoming,-hace-24-años

ADEMÁS: El tremendo zasca de Anna Simón a Fran Rivera

Ojo que por aquel entonces, esta versión edulcorada e inocentona de Esperanza Aguirre ya era teniende de alcalde en Madrid. Tenía toda una carrera política por delante, pero ya tenía un bagaje importante a sus espaldas. Quién le iba a decir que, 24 años más tarde, iba a acabar dimitiendo, por tercera vez, en esta ocasión por las consecuencias de la Operación Lezo. 

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Hay muchos tipos de famosos y los selfies pueden servir para categorizarlos

Están los que se hacen selfies con todo el mundo. 

Los hay que nunca se hacen selfies, salvo que haya cámaras delante. 

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando se habla de bulos, no siempre se refieren a macrogranjas, carnes de mala calidad o política. De hecho, en otros ámbitos salen bastante más caros. 

Y si no, que pregunten a Mediaset, cadena que tendrá que pagar la nada desdeñable cifra de 180.000 euros a Jesulín de Ubrique y María José Campanario por vulneración de su derecho al honor y la intimidad. 

Ver resumen Ocultar resumen

Que 2022 ha empezado raro, es un hecho. 

Ahora, el nuevo año también ha dejado perlas dignas de reseñar y dos de ellas llevan la firma de Danny Boy-Rivera. 

El cómico volvió a despelotarse en La Resistencia, para honra de un Javier Gutiérrez que pensó que su bigotazo sería lo más peludo del programa. Estaba equivocado. 

Páginas