Significado político de Lady Gaga, JLo y Garth Brooks

El grito de Jennifer López en castellano fue revelador (y emocionante): "¡Una nación libre y justa para todos!". JLo, la chica del Bronx que apenas habla español, resumió en ese gesto la victoria del poder latino en Estados Unidos, la revancha de esa población a quien Trump sistemáticamente insultó y maltrató durante su mandato. 

Que Jennifer López cantase This land is your land durante la ceremonia inaugural de la presidencia de Biden posee un signficado político.

Las tres grandes actuaciones musicales tuvieron significación política.

La de JLo resulta evidente y conecta con una apuesta de Biden por afianzar el voto latino que también se ha visto representada en la primera imagen de ya presidente estadounidense en su despacho, donde ha colocado el busto de César Chávez, icono de la lucha de los latinos estadounidenses por sus derechos.

Pero el himno nacional interpretado por Lady Gaga también lanzó un mensaje. En este caso, un mensaje directo a Trump, quien en sus mítines de la exitosa campaña que le llevó a la Casa Blanca solía mencionar con impostado tono de afán ridiculizador a la muy demócrata artista ("Lady Ga-Ga") y así hacía reir y abuchear al público de esos territorios estadounidenses del interior que desprecian a las élites de Hollywood y del pop y escuchan rock cristiano o country y cosas similares.

Joe Biden colocó en lugar privilegiado a Lady Gaga, mujer empoderada, libre, militante en la causa de las libertades.

Alguien a quien gente como la que asaltó el Capitolio detesta con todas sus fuerzas.

Y luego está Garth Brooks, que cumplió su papel con Amazing Grace porque también hay voto demócrata en las extensas llanuras que adoran la americana music. El cowboy tradicional y absolutamente heterosexual para compensar la preponderancia de dos mujeres que representan la diversidad y lo nuevo.

El espectáculo que es toda toma de posesión fue perfecto en el caso de la de Joe Biden. Su discurso, el que se puede esperar en un demócrata moderado de toda la vida que pretende devolver a su país a la senda del aburrimiento de antes de Trump y el Tea Party.

Se inaugura una época feliz para las clases urbanas que caminan por las calles calentándose las manos con su humeante cafe de Starbucks y, mientras tanto, rumian su frustración los habitantes de esas pequeñas ciudades estadounidenses donde se conducen pick ups y en las gorras se lee Make America Great Again.

A ver cómo continúa la película.

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: ¿Te pondrías un abrigo con la cara de Trump?

Ver resumen Ocultar resumen

Ciudadanos, Albert Rivera y los que fueran líderes del partido naranja, han sido los protagonistas de Salvados

Gonzo y su equipo han repasado los últimos años de un partido que pudo gobernar en solitario con el PSOE, obteniendo la Vicepresidencia del Gobierno y varios ministerios pero que, dos años más tarde, apunta a luchar por no desaparecer, absorbido por un PP que se recupera poco a poco y una extrema derecha a la que han dado alas. 

Ver resumen Ocultar resumen

Imposible picar aunque... 

Ver resumen Ocultar resumen

Si la inmunidad depende de él, tenemos un problema

Páginas