El sorprendente motivo por el que Charlize Theron ya no consume drogas

Charlize Theron, además de ser la actriz de referencia en el cine de acción, es una de esas estrellas de Hollywood sin pelos en la lengua. Obviamente, si se junta con un periodista como el polémico Howard Stern, la noticia bomba está asegurada. Y así ha sido. 

En plena promoción de su nueva película, Atomic Blonde, Charlize Theron ha confesado que cuando tenía 20 años era consumidora habitual de drogas. Eso sí, hace tiempo que lo dejó, sobre todo desde que es madre (de Jackson y de August).

No obstante, la verdadera razón por lo que ya no consume es que "me vuelvo muy poco interesante. No quiero hablar cuando fumo marihuana, es como si me apagasse y no tuviera nada que decir". 

Theron echó la vista atrás dos décadas y recordó que "cuando tenía 20 años, me despertaba y fumaba marihuana, pero llegó un momento en que no pude hacerlo más. Me ayudaba a funcionar pero un día me senté en el sofá y no pude moverme. Ahora me voy a dormir a las 20.45 horas y me encanta. Me levanto a las 06:30 horas y preparo dos tarteras con comida". ¿Cómo no vamos a adorar a esta mujer?

 

Get your blonde on. It's #AtomicBlondeDay

Una publicación compartida de Charlize Theron (@charlizeafrica) el

ADEMÁS: Martin Scorsese recuerda el día que casi muere por culpa de las drogas

Pero las confesiones no terminaron ahí. Resulta que no sólo de marihuana vivía Charlize Theron. La que fuera chica Martini, admitió haber probado la cocaína y el éxtasis, "pero al cumplir los 30 me di cuenta que ya había tenido suficiente. Me lo pasé genial. No tomaba mucho éxtasis pero cuando tenía 20 años no me preocupaba demasiado. Al llegar a los 30 pensé que se acabó". 

Obviamente, tras tocar el mundo droga, parecía claro que el drama familiar de la actriz era el siguiente tema. Desde hace tiempo se sabe que la madre de Charlize Theron tuvo que matar a su padre de un disparo, para que éste no le hiciera más daño. La actriz se sinceró al respecto con Howard Stern. 

 

@atomicblondemovie press day...come at me

Una publicación compartida de Charlize Theron (@charlizeafrica) el

ADEMÁS: Las drogas, Bescasnsa, Tania-Sánchez, García-Abadillo y la literalidad mal entendida

"Tan sólo fingí que no había sucedido. No se lo conté a nadie. Si me preguntaban, decía que mi padre había muerto en un accidente de coche. ¿Quién quiere contar una historia así. De hecho, creo que lo que más afectó a mi vida adulta fue vivir a diario con un alcohólico y despertar sin saber lo que iba a suceder. Todo dependía de otra persona y de si bebía o no". 

Está claro que si Charlize Theron quería que se hablara de ella y de su película, Atomic Blonde, lo ha conseguido. Ojo que Lorraine Broughton puede convertirse en la heredera de Jason Bourne. 

Fotos y vídeo: iMDb

Ver resumen Ocultar resumen

Cine y televisión siguen siendo una de las apuestas de ocio más habituales para gente de todas las edades.

No obstante, es fácil apreciar el desapego de las nuevas generaciones de adolescentes con el cine, algo que no ocurría con padres o abuelos.

Es lógico.

Ver resumen Ocultar resumen

Las noticias que la prensa estadounidense van publicando acerca del incidente ocurrido en el rodaje de Rust, que acabó con la directora de fotografía Halyna Hutchins muerta y el director Joel Souza herido, dibujan un escenario de preocupante falta de seguridad en el manejo de las armas de fuego.

Ya Los Angeles Times adelantó un detalle significativo: seis personas que formaban parte del equipo de rodaje presentaron su dimisión por el bajísimo nivel de seguridad en cuanto a armas, Covid y, simplemente, condiciones laborares.

Ver resumen Ocultar resumen

El otro día el actor Sergio Peris-Mencheta difundía un montaje de imágenes que circula por Twitter y que demuestra cómo 30 años no son nada. Es decir, resulta un lapso de tiempo importante pero en el cine, y concretamente en Regreso al futuro, el maquillaje envejecía inadecuadamente a sus actores y actrices para que el público entendiese que habían pasado esos tres decenios.

Dicho de otro modo: la gente envejece mejor que lo que el maquillaje de cine plantea.

Páginas