El tuit con más likes de todos los tiempos

La muerte del actor afroamericano Chadwick Boseman ha impactado al planeta entero. Él era, en la sagrada mitología cinematográfica, monarca de Wakanda, icónico Black Panther, superhéroe racial de la Marvel en una de sus producciones más bellamente diseñadas.

Falleció debido a un cáncer de colón y apenas tenía 43 años y toda una carrera de gloria por delante.

¿Cómo no se le va a llorar?

Y este adiós ha provocado una solidaridad tan profunda en Twitter que, así, ha generado el tuit con más likes de todos los tiempos.

Que no es otro que este.

Homenaje a un rey.

A un hombre bueno.

A una estrella de Hollywood que también, en estos tiempos oscuros, alzó la voz contra el racismo que todavía desangra Estados Unidos. 

El mundo ha perdido un excelente intérprete y en la última película de Spike Lee (otro luchador impenitente por la igualdad racial) tuvo ocasión de demostrar su talento y despedirse de su público.

Seguirá existiendo para siempre en la leyenda y Wakanda persistirá en los sueños de las generaciones que sigan buscando héroes mitológicos que, de cuando en cuando, salvan el mundo.

Chadwick Boseman había nacido en California hijo de una enfermera y del propietario de un negocio de tapicería. Se graduó en la Universidad de Howard en Washington D.C. en dirección de cine. Añadió a estos estudios la graduación en la British America Drama Academy de Oxford. Peleó su fama y su triunfo. Jamás olvidó sus orígenes. Descanse en paz.

ADEMÁS: 10 películas para entender el problema racial en EE.UU.

Ver resumen Ocultar resumen

El capitalismo se regenera buscando nuevas formas de esclavitud y ahora llega, en Estados Unidos (y veremos si en otros países del orbe desarrollado) la experiencia de volver al nomadismo para sobrevivir. Hablamos de gente que reparte para empresas como Amazon o va de ciudad en ciudad a la busca de la chapuza que se presente para ganar unos dólares. 

Ver resumen Ocultar resumen

Escribo este artículo para nadie porque ¿quién demonios se acuerda de Éric Rohmer? Murió en 2010 y su cine (tan francés) es una celebración de la sentimentalidad y las horas dulcemente perdidas en interminables paseos sin propósito. Las películas de Rohmer siempre (o casi siempre) se desarrollan durante las vacaciones. Él decía que ahí, en ese tiempo libre ajeno a la tiranía laboral, es donde se halla la verdadera vida.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando hablamos de Mario Casas (A Coruña, 1986) ¿a quién nos referimos exactamente? ¿A un ídolo de adolescentes a punto de que caduque su esplendor juvenil? ¿O a un intérprete de los pies a la cabeza aclamado por crítica y público? Ambas cosas quizás, como bien saben sus seguidores y seguidoras desde los tiempos en que interpretara a un jovencísimo Ulises en la serie  El Barco o a Aitor en Los Hombres de Paco

Páginas