El tuit indignado de Cristina Pardo sobre la nueva convocatoria electoral

Cristina Pardo ha hablado. Bueno, ha escrito en Twitter

Y lo ha hecho para cantarle las verdades del barquero a la clase política que no ha sido capaz de formar un Gobierno tras más de cuatro meses. 

"La gente que se mete en política y no es capaz de alcanzar ningún acuerdo, no está en condiciones de presidir ni su comunidad de vecinos". 

Se puede decir más alto pero no más claro. Ahora, cada cual puede tener su propia opinión

ADEMÁS: Tensión entre Cristina Pardo y Díaz Ayuso: "No me gusta que me digan qué preguntar"

¿Tiene razón la periodista? ¿Deberían dimitir los líderes políticos que no han sabido hacer política? Pues, viendo los comentarios a su tuit, la mayoría opina que sí. 

Pero claro, si dimiten Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ¿por qué no iban a hacerlo también Albert Rivera y Pablo Casado? Al final, ellos también han tenido opciones de alcanzar acuerdos de Gobierno pero los han desestimado desde un principio. 

La clase política actual parece haber perdido de vista, por completo, que su labor es servir a la ciudadanía. Algo que queda muy lejos de lo que está ocurriendo en la actualidad, donde priman más los intereses personales o de partido. 

ADEMÁS: La comparación de Cristina Pardo que no gustará a Pedro Sánchez

Sea como sea, lo que parece claro es que el 10 de noviembre volveremos a ir a elecciones y en las papeletas estarán los nombres de los mismos que no han sabido hace su trabajo. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Saltan por los aires todos los complejos y ya se versiona casi todo desde el territorio del indie, la música urbana y el nuevo punk. Todo vale. Si Tangana se ha permitido samplear 'Campanera' de Joselito, ¿por qué no darle a Manolo Escobar su oportunidad de sonar en Radio 3? Y ahí están Arde Bogotá, joven banda que se ha atrevido con Mi carro, clásico absoluto de la canción popular española.

¿Versionar Mi carro?

Hay que tener valor.

Ver resumen Ocultar resumen

La factura de la luz sigue su escalada demencial hasta cotas inimaginables y, obviamente, esa subida afecta más a unos hogares que a otros.

Para comprobar esta diferencia, Thais Villas ha vuelto a ir a un barrio rico y a otro obrero de Madrid, para preguntar por el asunto.

De media, la luz ha subido 130 euros en el recibo de cada hogar. La pregunta ha sido sencilla, ¿qué harían con esos 130 euros?

Ver resumen Ocultar resumen

Se retiró Sala Sálamo de Twitter pero no tanto. Sigue opinando, lo cual es saludable porque la actriz tiene una mirada libre y muy interesante sobre diversas cuestiones. Por ejemplo, esa llamada a través de redes sociales que algunos usuarios hacen a la gente famosa para que colabore en difundir mensajes positivios sobre salud mental.

Pero apunta Sara Sálamo a que resulta hipócrita defender de modo genérico la salud mental y luego participar en linchamientos contra famosos y famosas en Twitter.

Algo que ella conoce bien.

Páginas