El último programa de Julio Ruiz (Disco Grande) en Radio 3

Viernes 18 de junio. Julio Ruiz se despide de ustedes. Su Disco Grande es historia de la radio. Arrancó su andadura este espacio musical en 1971, cuando Julio Ruiz contaba con tan solo 18 años y se iniciaba en Radio Popular FM. Después pasó por Radio Cadena Española, Radio 4 y, al fin, en 1991 recaló en Radio 3 cuando Radio 3 se hizo definitivamente moderna en el antiguo sentido de la palabra. En Disco Grande sonaron las maquetas primigenias de Nacha Pop o Los Planetas, se contó la Movida y el posterior auge del indie y los festivales, se ha promocionado el pop patrio y Julio Ruiz ha sido la figura tutelar de tantas bandas que aspiraban al éxito y lo consiguieron o no.

Pero llega la hora de la jubilación.

En RTVE aseguran que han estirado lo que han podido la vida laboral de Julio Ruiz que, a sus 68 años, está obligado a retirarse. 

Se cierra un ciclo y lloramos.

Porque Julio Ruiz es un clásico y nos hubiera gustado que muriera con las botas puestas, pinchando en Radio 3 a los grupos pujantes e, incluso, a J y los suyos, por quienes siente especial predilección aunque aquí les tengamos un poco de manía desde que se hicieron fachas con el álbum Fuerza Nueva

Pero cómo no va a tener cariño Julio Ruiz a la gran banda granadina del indie cuando, tal y como ha contado conserva en su casa una maqueta que le enviaron con una nota que decía: "Hola, somos un grupo nuevo que está empezando, nos llamamos Los Planetas".

Historias de una prolongada carrera como periodista musical.

Julio Ruiz nos ha hecho compañía muchas tardes, vamos a echarle de menos. 

Y también, claro, a las sintonías de Disco Grande, que fueron regalándole a Julio Ruiz las mejores bandas.

Se acaba Disco Grande.

O quizás no.

Tal vez continúe de alguna manera y tenga otra vida en algún lugar, en alguna otra emisora.

Quién sabe.

Gracias, Julio Ruiz, por tanta música.

Imagen: Facebook Disco Grande

ADEMÁS: Elogio de Radio 3

 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Hoy se ha convertido casi en un signo de distinción de ser un hípster; los hay de diferentes formas e incluso tienen su propio peine; pero lo que siempre serán es un elemento únicamente masculino. Aunque alguna chica podría desmentirlo. Hablar del bigote es hacerlo de la masculinidad, al menos si a la historia del cine nos referimos. Son muchos los mostachos que a lo largo de los años desfilaron por las pantallas de cine. Desde los largos, a los pequeñitos, los autoritarios y los románticos. Todos los tipos de bigotes tienen su sitio en el recuerdo cinematográfico.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que las comparaciones son odiosas o eso debe parecerles al clan Kardashian y a las hermanas libanesas Abdel Aziz, que han sido bautizadas ya como las Kardashian del Medio Oriente. En ambos casos ambas familias se han hecho famosas por sus cientos de selfies y por presumir de trapitos, complementos y de su anatomía en realities shows.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Acogerse al dicho de que segundas partes nunca fueron buenas  sería lo más adecuado para analizar cómo fue el comportamiento de algunas secuelas de filmes que triunfaron en su primera puesta en escena, pero que en un segundo round no resultaron nada del otro mundo.

Algunas levantaron una expectación tan grande que el golpazo en taquilla sonó hasta en los lugares más recónditos. El gasto de producción y promoción no acaba siendo justificado cuando se hacen las cuentas finales. Son muchos los ejemplos que a lo largo de los últimos años se han podido ver.

Páginas