El videoclip de Angelina Jolie que enamoró (y obsesionó) a Mick Jagger

Que Angelina Jolie siempre ha sido uno de los seres humanos más bellos que ha dado la historia, es un hecho. Lo corroboran quienes la conocieron de jovencita, así como los documentos que nos han ido llegando de ella, en su más tierna juventud. 

No obstante, hay alguien más que puede dar fe del exhuberante magnetismo que desprendía Angelina Jolie hace años: Mick Jagger. Sí, Morritos Jagger, el líder de The Rolling Stones, cayó perdida y desaforadamente enamorado de la actriz, cuando ésta aún no era famosa, sino conocida por ser la hija de Jon Voight

mick-jagger-sigue-siendo-un-seductor,-a-sus-74-años

Y si Angelina Jolie no era aún conocida, cómo sabía Mick Jagger de su existencia. Un videoclip es la respuesta. En concreto, el de Anybody Seen My Baby, incluido en el álbum Bridges to Babylon, de sus Satánicas Majestades. 

ADEMÁS: Angelina Jolie y su primera y sensual sesión de fotos... ¡con sólo 15 años!

En ese videoclip, destacaba sobre todos los participantes, la figura de una streaper de pelo corto y rubio, que corría por las calles de Nueva York en ropa interior. No era otra que una jovencísima Angelina Jolie quien, con 22 años, dejó en shock a Mick Jagger. Un Mick Jagger que, por aquel entonces, ya tenía 54 años. Sí, 32 más que ella. No le importó

angelina-tenia-22-años-y-ya-poseia-un-magnetismo-salvaje-que-encandilaba-a-la-pantalla

Desde ese momento, la única misión en la vida para el líder de The Rolling Stones, fue cortejar e intentar seducir a Angelina Jolie. Poco le importó que ésta estuviera casada con Jonny Lee Miller o que tuviera más del doble de su edad. Estaba obesionado y quería una cita con ella más que nada en el mundo.

ADEMÁS: Mick Jagger, el bisabuelo que ha sido padre

Llamadas, regalos, sorpresas... Incluso Marcheline Bertrand, madre de Angelina Jolie, hizo las veces de Celestina para que su hija quedara con Mick Jagger. La suegra entendía que el cantante era mejor influencia para su hija que el actor. Y eso, a pesar de que Jagger estaba casado Jerry Hall por aquel entonces. Curiosa posición. 

Sea como fuere, Angelina Jolie se mantuvo firme. Y lo hizo no durante días o semanas, sino durante años. Otra cosa no, pero insistente es un rato el bueno de Mick Jagger. Mientras perseguía a Angelina Jolie, eso sí, iba aumentando su prole de forma considerable. Y hoy en día ya acumula ocho vástagos

ADEMÁS: Las fotos más íntimas de Angelina Jolie

Lo cierto es que, entre unas cosas y otras, sobre todo las negativas de la actriz, Mick Jagger se quedó sin consumar con una de las pocas mujeres que se le ha resistido. Un auténtico unicornio en el mundo global civilizado. Una heroína que supo resistirse a los encantos de uno de los Casanovas más trasnochados de la historia del star system. 

angelina-acababa-de-rodar-gia

Pero, ¿por qué sacamos a colación ahora esta historia? Porque la canción que unió los destinos de los dos protagonistas, cumple 20 años en 2017. Ni más ni menos. Ahora Angelina está camino del divorcio con Brad Pitt y Mick Jagger, acaba de ser padre por octava vez. ¿Seguirá enviando mensajes a Angelina Jolie? Que nadie lo dude. 

Fotos: iMDb

Ver resumen Ocultar resumen

El director de grandes éxitos como Tenet, Interstellar o Dunkerque va a ser el responsable de devolver a la vida a J. Robert Oppenheimer, conocido como el “padre de la bomba atómica” en el Proyecto Manhattan.

Conociendo a Nolan, dudamos de que se trate de un biopic al uso, pero no hay detalles de la producción, por lo que no sabemos exáctamente en qué parte de su vida se va a centrar.

Ver resumen Ocultar resumen

Corría el año 1998, cuando Penélope Cruz estrenó El Ángel del Deseo, su primera película de producción norteamericana. Tenía 24 años. 

Entre el año 2000 y 2001, sumaría a ese repertorio estadounidense títulos como Vanilla Sky, Blow o Woman on Top. 

No sólo eso, desde hace años, Penélope Cruz se ha establecido en Los Ángeles como residente, aunque no ha dejado nunca de trabajar en España y Europa. 

Ver resumen Ocultar resumen

Eres lo que comes y también destruyes el planeta en función de cómo te alimentas. De eso va Eating Our Way to Extinction, un documental que lleva a la audiencia por todo el mundo, desde las profundidades de las selvas tropicales del Amazonas hasta las montañas taiwanesas, el desierto de Mongolia, el Dust Bowl de EEUU, los fiordos noruegos y las costas escocesas.

Páginas