Esperanza Gracia, el trol inesperado que arrasa en Twitter

Nunca una persona hizo tanto honor a su nombre y apellido. Esperanza Gracia es vidente de noche y trol en Twitter de día. Es decir, da esperanza a última hora, y se dedica a responder con gracia, en horas lectivas

¿Quién lo iba a decir? Esperanza Gracia, quizás la empleada más veterana de Mediaset, sólo superaba por Paolo Vasile y Jesús Vázquez, es un auténtico trol tuitero. 

A día de hoy, Esperanza Gracia cuenta con 228.000 followers. La vidente sabe que las redes sociales son un criadero de potenciales clientes, y no duda en responder a las miles de preguntas que le hacen. 

ADEMÁS: El troleo tuitero a Manu Guix tras decir que "mariconez es machismo"

Eso sí, sus respuestas son muy de la guasa. 

A diario, Esperanza Gracia dedica un tiempo importante a ir respondiendo, una por una, las cuestiones que le plantean sus followers. Amor, salud, amor, dinero, amor... La temática de las preguntas es variadas, salvo cuando es sobre amor. 

ADEMÁS: Jorge Ponce trolea a miles de espectadores en 'La Resistencia'

Obviamente, la vidente no va a ofrecer predicciones a través de Twitter. O sí. Lo cierto es que analizando sus respuestas más chanantes, se cae en la cuenta que la aplicación de la lógica puede ser catalogada de adivinación.

Y es que, si alguien pregunta por el amor en Twitter, lo más lógico es que no lo encuentre. Básicamente, porque en vez de buscarlo, se dedica a tonterías como preguntar por el amor en Twitter

ADEMÁS: Así trolean los espectadores a Pablo Motos en directo

Esa misma lógica es la que aplica Esperanza Gracia a sus respuestas. Aunque, en algunos casos, saca la fiera que lleva dentro para dejar en evidencia al más pintado. Está claro, Esperanza hace gracia. Y mucha. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Después de las vacunas, por sentido común, éste puede ser el experimento que mayor expectación ha causado en el mundo en 2021

Bueno, en el mundo tuitero. 

Vale, en el mundo tuitero de España. 

Ver resumen Ocultar resumen

¿Dónde está el límite para aceptar en democracia a quienes pretender socavar el sistema democrático, echar de España a quien no piensa como ellos y vociferar molestamente en radios y televisiones? Desde lo del otro día de Rocío Monasterio y Pablo Iglesias (y aún antes) estamos preguntándonos la cosa. Ignatius Farray, también preocupado por estas cuestiones trascedentales, ha lanzado un tuit al respecto.

Fascismo del bueno pertenece a la terminología de Ignatius.

Y sobre el fascismo y cómo soportarlo se habla aquí.

Atención.

Páginas