Felipe González: "La política en España está terriblemente mal pagada"

Felipe González, quien fuera presidente del Gobierno en España entre 1982 y 1996, ha ido a divertirse a El Hormiguero. 

Y, las cosas como son, divertirse no sabemos, pero ha dejado unas cuantas perlas que habrán llevado al espectador a dudar, incluso, que siga siendo militante o votante del PSOE, a pesar de lo que haya comentado. 

"El compromiso, el talento, la capacidad de trabajo y de hacer un país no tiene edad. Yo soy del PSOE pase lo que pase, pero me siento huérfano de representación", ha afirmado ahora, precisamente, que el PSOE está en el Gobierno

ADEMÁS: Famosos que han desheredado a sus hijos

Eso sí, ha matizado que no "me refiero sólo al PSOE, me refiero a ver un discurso en el Congreso de los Diputados y encontrar a quien pueda aplaudir". 

Obviamente, Pablo Motos le ha cuestionado por su relación con Pedro Sánchez y éste ha confesado que no es demasiado fluida. "En la formación del último Gobierno hubo comunicación, no directa, pero hubo dos veces, aunque se atravesó algún programa que lo hizo imposible", ha recordado. "No creo que sea necesario. No quiero interferir, así que no llamo". Acabáramos. 

Eso sí, esta postura no quita que haya políticos que sí le atraen, como Joe Biden, el presidente de Estados Unidos. "Está aprovechando un momento socialdemócrata en sus políticas. Está haciendo política de economía social de mercado", ha alabado. 

En cuanto a los políticos de antaño, Felipe Gonzáles pondera la figura de dos de ellos. Mijail Gorbachov, a quien recuerda como "un tipo muy entrañable con el que tuve una relación muy buena", y a Margaret Thatcher, con quien "estaba cordialmente en desacuerdo casi siempre pero me tenía un enorme respeto. Conmigo se reía a carcajadas", recuerda. 

Felipe González, quien acaba de lanzar su podcast, 'Sintonías Infrecuentes', ha sorprendido también al asegurar que "la política en España está muy mal pagada en comparación con cualquier otro país". Lo que no ha comentado es la diferencia de salarios de otros países. 

Felipe González se mantuvo como presidente del Gobierno 14 años, a pesar de que cuando terminó su andadura al frente del Ejecutivo "me sentí liberado. La verdad es que hasta yo estaba harto de mí mismo". 

ADEMÁS: Las peores portadas de discos españoles de la historia

Eso sí, al contrario que Adolfo Suárez, a Felipe González no dejó de sonarle el teléfono. "Empecé a recibir llamadas para dar conferencias dentro y fuera de España. La petición básica era que hablara de la Transición. Duré poco y decidí que no quería asumir ninguna responsabilidad institucional más", ha recordado. 

De hecho, el ex presidente ha mostrado su completo rechazo a indultar a los políticos condenados y encarcelados del Procés. "En estas condiciones, yo no daría el indulto. La Constitución no admite que nadie, unilateralmente, rompa las reglas del juego y la deslealtad a las reglas del juego se paga", ha asegurado en una afirmación cuestionable por las implicaciones que conlleva en otros ámbitos. 

Fotos y vídeos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Lo han vuelto a hacer. Y son ya tantas las ocasiones en las que un medio, presuntamente satírico, es más serio que los convencionales, que la preocupación ha alcanzado límites insospechados. 

El Mundo Today ha cogido la polémica del día, le ha dado la vuelta y ha vuelto a arrasar. 

Para ellos, David Broncano es el ex de Paula Badosa y, como tal, lo han presentado en su original visión del asunto. 

Ver resumen Ocultar resumen

Impresionante. Espectacular. Abrumador.

Se acaban los calificativos para describir la fotografía que ha compartido JJ Vaquero en sus redes sociales. La fotografía que nadie había pedido pero que todo el mundo necesitaba y aún no lo sabía.

El cómico, uno de los más respetados y aclamados del panorama humorístico patrio, y famoso por sus continuos comentarios sobre lo poco que cuida su alimentación o el nulo deporte que hace, resulta que tiene un pasado glorioso en lo deportivo.

Ver resumen Ocultar resumen

Francisco Nicolás sigue siendo uno de los personajes más intrigantes, fascinantes y misteriosos de la actualidad política y social patria de los últimos años.

Una historia digna de serie de Netflix que, en su tercera temporada, comenzaría con una sentencia de tres años de cárcel. La misma que le ha regalado la Audiencia Provincial de Madrid por hacerse pasar por un enlace del Gobierno y la Casa Real, para reunirse con el presidente de Alsa, en 2014.

Páginas