First Dates: Un ex novio de Falete busca... ¡novia seria!

Que Falete es un gran artista, nadie lo discute. Ahora, que no tiene demasiado ojo en el amor, es un hecho. Si aún nos estamos reponiendo de su relación (o lo que fuera aquello) con Caballito de Mar y su autosecuestro, ahora nos toca lidiar con otro ex del cantante: Antonio

El bueno de Antonio, un maromazo musculado y bien parecido, tampoco parece haber tenido mucha suerte con Cupido, tras su ruptura con Falete. Ante tal situación, ha optado por buscar el amor donde lo hace mucha gente desde hace varios meses: la televisión

Y como todo el mundo sabe, el amor, si está en algún sitio es en First Dates. Bueno, al menos entre Matías y Lidia porque entre los participantes, últimamente, no parece haber demasiada química. 

Pero claro, partimos de la base de que quienes van al dating de Cuatro, saben lo que quieren. En el caso de Antonio, no queda del todo claro. Y es que a sus 31 años, el ex novio de Falete se dedica al mundo del porno gay. Nada sorprendente. Al menos hasta que se presenta ante Carlos Sobera y le dice que busca novia seria y que quiere tener hijos

ADEMÁS: El rechazo más cruel (y reprobable) de 'First Dates': no quiso ni saludarle

Pues sí. Por lo visto, Antonio quiere centrarse ahora en el mundo de la música y de las mujeres y asegura que le cuesta encontrar pareja porque "se fijan en el físico y no en el interior". ¿Seguro? ¿No será que das más bandazos que una folclórica sobre el escenario? 

Así las cosas, cuando First Dates le juntó con Diana, una orensana de 33 años "muy liberal y hago lo que quiero", la cita estaba condenada al fracaso. Sobre todo cuando ella aseguraba buscar un chico "alto, con flequillo, pelo y barba". Mal negocio cuando Antonio va completamente rapado de arriba a abajo. 

ADEMÁS: First Dates: la vergonzosa reacción de un chico ante el ataque de pánico de su cita

La cita fue de las más incómodas que se recuerda, pues ella tenía claro el no desde que le vio y se lo dejó bien claro. Y eso que no salió el tema Falete, si no, a lo mejor ni se termina la cena. En fin, Antonio, como decían las tapas de los yogures de hace años: sigue buscando

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Los reality shows llevan viviendo una época dorada en nuestro país desde que comenzó Gran Hermano allá por el año 2000. Y es que, aunque nos lo neguemos a nosotros mismos, todos somos un poco voyeurs y nos encanta saber lo que hacen los demás en su intimidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Ver resumen Ocultar resumen

A medio camino entre First Dates y Mask Singer se ha quedado uno de los últimos y más bizarros programas de Netflix.

Sexy Beasts se presenta como un dating show diferente y original, en el que los solteros que se presenten a buscar pareja, lo harán ataviados con tremendo maquillaje de animales, monstruos y bestias y una serie de prótesis para que sean, absolutamente, irreconocibles.

Páginas