El vídeo de Fran Rivera, al grito de "¡Viva España!" en un bar franquista de Ávila

Se llama Casa Eladio y está en Ávila. Inundado de banderas franquistas, simbología fascista y platos con nombres como 'Bacalao, Grande y Libre de cebolla', éste es un restaurante situado al margen de la Ley de Memoria Histórica.

Lugar de peregrinaje para aquellos que recuerdan con nostalgia los años del dictador Francisco Franco y, desde el pasado 5 de diciembre, de uno de los nombres propios de la actualidad nacional: Francisco Rivera Ordóñez.

Hijo de torero (del desaparecido Paquirri) y de Carmina Ordóñez, el ahora colaborador de Espejo Público (Antena 3) acudía junto a su mujer, Lourdes Montes, y otros amigos al local franquista.

Lo hacía Fran Rivera mostrando su hazaña a través de un vídeo que era compartido hace tan solo unos días por un tuitero (@Assisiensis) y sonriendo ante la cámara al grito de "¡Arriba España!". He aquí el vídeo que lo demuestra.

"Bueno, queridos", dice el torero en el vídeo, "imposible no entrar aquí y acordarme de todos vosotros. Toros, España, ¡Viva España!, Casa Eladio, en Ávila, una maravilla. ¡Viva España! Anda que no..." Y todo eso, con el pulgar hacia arriba.

Críticas en las redes sociales

Visita documentada, en fotos, por el propio local de Ávila (la imagen cirula por las redes sociales pero ha sido borrada de la página de Facebook de Casa Eladio):

fran-rivera-en-casa-eladio

ADEMÁS: El tremendo zasca de Anna (Simón) a Fran Rivera

Que ha generado todo tipo de críticas en las redes sociales. He aquí unas cuantas:

ADEMÁS: Fran Rivera, insultante tras la noche electoral en Andalucía

Fotos y Vídeo: Twitter, Facebook y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Este lunes, 21 de junio, transcurría con la normalidad monótona de estas semanas que ya atisban vacaciones veraniegas. 

Y de repente, llegaron las 16:00 horas. Y en Onda Cero comenzó, como cada tardeJulia en la Onda. Pero, en esta ocasión al otro lado del micro sí estaba quien da nombre al programa. 

Ver resumen Ocultar resumen

Esas peleas en las que dos personas se encaran y, como dos miuras, amagan y amagan con embestir pero, finalmente, no llegan a tocarse. Eso sí, cuando se van, comienza el duelo dialéctico: "Ya te pillaré..." o "Esto no va a quedar así". 

Es más, cuando todo ha pasado, cada implicado comenta la jugada con amigos y les dice algo del tipo: "Es que si no me freno, no sé qué habría pasado" o "la próxima, no lo cuenta". 

Pues eso es, exactamente, lo que ha pasado en el debut de Ignacio Aguado como tertuliano en Todo es Mentira. 

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha convertido en la controversia del fin de semana lo de Pérez Reverte despotricando contra la literatura infantil y recomendando a niñas y niños la lectura de La Iliada, La Odisea o, yo qué sé, Guera y paz. Malditos niñatos de hoy en día, que no saben leer ni beben coñá a escondidas. También despreció el creador del capitán Alatriste a Fray Perico y su borrico (y eso si que ha dolido).

El caso es que el cantautor Ismael Serrano decidió seguir el consejo de Reverte y le leyó a su hija fragmentos escogidos de La Iliada.

Páginas