Fran Rivera: "Entra alguien en mi casa y lo dejo seco"

El derecho a portar armas ya forma parte del debate político (y televisivo) por cortesía de Santiago Abascal. VOX marca la agenda y, por supuesto, Espejo Público recoge el guante. De la omnipresenecia de VOX en Espejo Público ya hablamos aquí. Es un hecho y todavía no sabemos muy bien a qué se debe el entusiasmo de Susanna Griso por la formación ultraderechista ya que ni siquiera le renta en términos de audiencia. Sí, Ana Rosa continúa ganando por goleada la batalla de las mañanas.

Sea como fuere, toca debate sobre si hay que permitir llevar pistola al español de a pie y Fran Rivera ejecuta un despliegue dialéctico de agárrate y no te menees confesando, entre otras cosas, que él no tiene pistola: "Yo tengo espada".

Y advierte que con ese espadón (que suponemos toledano y españolísimo, cual Tizona de El Cid) está dispuesto a averiar a quien entre en su hogar: "Entra alguien en mi casa y lo dejo seco".

El origen de tal aseveración está en lo que alguna contertulia ha apuntado: la propuesta de Santiago Abascal es un disparate porque en España la tasa de crímenes violentos es de las más bajas de Europa y no parece necesario legislar para la excepción. Que alguien se líe a tiros porque entran en su casa (y le condenen por uso desprorcionado de la fuerza) ha pasado dos o tres veces, no más, sostiene un tertuliano.

Y contesta Fran: "No ha pasado porque no se tienen armas. Pasaría. Porque en las casas entran a robar y a violar. ¡A robar y a violar!".

A partir de ahí, Fran contra todas y todos (o casi), sosteniendo que no puede ser que (según su interpretación de la ley) si entran alguien en casa, "tengo que dejar la escopeta y buscar un cuchillo como el que lleve el que ha entrado para que no me condenen".

La filosofía de Harry El Sucio aplicada al debate nacional, cada vez más embarrado.

Pasen y vean.

Y naturalmente que la reacción lógica de todo ser humano a quien le asaltan es defenderse pero no se trata de eso. Se trata de que el nivel de debate está rebajándose a un primitivismo que resulta, a ratos, deprimente. O sea, de todo se puede hablar. Pero ¿en serio que resulta prioritario dar pistolas a la gente (o debatir sobre ello) con lo difícil que resulta para muchas personas llegar a fin de mes? Bueno, reflexione cada cual al respecto. Buenas noches y buena suerte.

(Por cierto, que también ha dicho Fran Rivera que es una vergüenza que los diputados vayan en vaqueros al Congreso, otro asunto de extrema importancia para los ciudadanos y ciudadanas de este país, pero es que no damos abasto con tantas cosas bellas que suelta el torero por esa boca que Dios le ha dado).

ADEMÁS: El tremendo zasca de Anna Simón a Fran Rivera

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Hace tres semanas, Bertín Osborne pasaba por La Resistencia y se lo pasaba en grande con David Broncano

Eran buenos tiempos para el presentador. Bueno, y lo siguen siendo. Pero claro, ahora se sabe que el presentador fijó su residencia en Luxemurgo y facturó a través de Panamá, para evitar pago de impuestos, tal y como ha contado El Confidencial en exclusiva

Ver resumen Ocultar resumen

Este lunes, 29 de noviembre, un cómico se ha sentado en el banquillo por un chiste

Más allá de cómo sea el chiste, el precedente es aterrador, pues esto podría significar juzgar a 100.000 tuiteros al día. 

La Fiscalía de Madrid pide, además, 1 año y 10 meses de cárcel, una multa de 3.000 euros y la inhabilitación para hacer humor del cómico durante cinco años. Es decir, prohibirle su forma de ganarse la vida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Nada como comenzar la semana haciendo un inesperado pero merecido homenaje a Joaquín Prat, legendario presentador de uno de los concursos más relevantes de la historia de la televisión: El Precio Justo. 

En esta ocasión, eso sí, no habrá escaparates, coches, ni pisos en Torrevieja, sino aviones. 

Y es que el precio que los participantes debían que adivinar, en este improvisado concurso tuitero, tenía la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas como escenario de fondo

Páginas