¿Tongo en 'Pasapalabra'?

Hasta el mejor escribano echa un borrón dice el refrán. El problema es no saber rectificar a tiempo y eso es, precisamente, lo que le ha pasado a Pasapalabra en uno de sus recientes roscos finales

El programa había llegado a su fin. Susana y José Manuel, en un duelo de altura, habían empatado a 23 aciertos y, como es habitual cuando dos concursantes terminan con mismo número de aciertos y errores, los 1.200 euros de premio de reparten al 50% y a otra cosa. 

Pero el inicio de 2018 le tenía preparada una incómoda jugarreta a Christian Gálvez. El presentador tuvo que disculparse con Susana, pues una de las respuestas que había dado, al parecer, no era correcta. "Hasta aquí hemos llegado pero espera que me parece que más de uno de arriba sigue con resaca, no sólo el presentador", bromeaba Christian Gálvez mientras recibía indicaciones vía pinganillo. 

ADEMÁS: Los 8 secretos que esconde un bolso

La indicación no era otra que la constatación de un fallo crucial en el rosco de Susana. En concreto, la palabra que empezaba por 'J', cuya definición era 'choza o casa miserable'. Según confirmaron tanto Christian Gálvez como Susana, la concursante había respondido 'jatal'. La respuesta correcta, sin embargo, era jacal. 

Una sencilla letra que le iba a costar 600 euros a Susana. Y es que, "sintiéndolo mucho, y esto me duele más a mí que a ti, no lo podemos dar por válido". Así despachaba Christian Gálvez a Susana. ¿Dónde está el problema? 






ADEMÁS: Antonio Ruíz en 'Pasapalabra': récord de permanencia, rosco millonario y corte de pelo gratis

Además de en lo obvio, y es que Pasapalabra sí había dado por buena la respuesta la primera vez. Con 23 aciertos en su rosco y dos letras por decir (Y y S), Susana optó por dejar pasar los 9 segundos que le quedaban de rosco, dando por bueno el empate con José Manuel. 

Obviamente, de haberle dado por errónea la respuesta, Susana se habría jugado las dos palabras que le quedaban en los 9 segundos restantes. Quien sabe qué habría pasado. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Elsa Ruiz no puede más. Así lo ha contado en el programa en el que colabora, Sobreviviré: «No estoy pasando una etapa buena emocional y psicológicamente. Estoy con depresión y ansiedad tratándome pero llevo un tiempo que la cosa no mejora», dijo en el programa bajo la atenta mirada, Nagore Robles, presentadora del espacio.

Ver resumen Ocultar resumen

Se puede ser estrella global del cine y las series y conservar cierto grado de compromiso político. Sobre todo cuando tu país se juega estar presidido por un reaccionario que disculpa las brutalidades de la dictadura. Pedro Pascal, el actor de The Mandalorian o Narcos, que se ha puesto (literalmente) la camiseta de Gabriel Boric, candidato de la izquierda a la presidencia de Chile. 

Ver resumen Ocultar resumen

Sí, han pasado cuatro días desde que Pablo Casado se coló, sin darse cuenta (guiño, guiño, pisotón) en una misa homenaje a Franco. 

A quién no le ha pasado que va a coger leche semidesnatada y acaba cogiendo entera; que se va a tomar un algo fresquito el viernes y termina volviendo a casa el lunes por la mañana. 

Más allá de la confusión, hay que reconocer que el asunto ha traído cola y ha acaparado más portadas y reacciones de las que cabría esperar. 

He aquí la versión de 

Páginas