Ha muerto Lou Grant

Siempre resulta injusto reducir la carrera de un actor a uno solo de sus papeles y Ed Asner tuvo una extensa biografía como  privilegiado proletario de Hollywood, lo mismo ganando un Emmy por su papel de capitán de barco esclavista con conflicto moral en Raíces (1977) que a las órdenes de Oliver Stone en JFK (1991) junto a Kevin Costner.

Pero Ed Asner, fallecido a los 91 años, permanecerá en la memoria televisiva de toda una generación (que cursó la E.G.B. e, incluso, el PREU) como Lou Grant, redactor jefe de Los Angeles Tribune.

Muchas vocaciones periodísticas se forjaron contemplando esa redacción ficticia donde todavía (en las temporadas iniciales) resonaba el trueno de las teclas de las máquinas de escribir. Más tarde aparecería el color verde de las pantallas de los primeros ordenadores antediluvianos.

Aquellos interminables teletipos recién cortados.

El olor a tinta en el subsuelo, donde las rotativas escupen papel para que, luego, como resumía la cabecera de esta fabulosa serie, alguien lo utilice para ponerlo en la jaula del canario y así recoger sus heces.

Lou Grant se emitió en España durante la década de los 80, muy al principio, en la televisión pública. Después Antena 3 recuperó la serie y volvió a emitirla en los 90.

Ed Asner había nacido en Kansas allá por 1929 y fue un trabajador incansable, desde que se enfrentara a John Wayne en Eldorado de Howard Hawks hasta su estrellato en Hombre rico, hombre pobre o The Mary Tyler Moore Show (La chica de la tele), que es el origen de su Lou Grant legendario.

Interpretó al buen periodista, entregado siempre a la causa de la verdad y absolutamente honesto. A su alrededor giraban otros personajes similares. El fotógrafo veterano de Vietnam, el ambicioso Rosi, la gran dueña del periódico tan al estilo de Katharine Graham, figura icónica en la cúspide de The Washington Post.

Ed Asner se puso en la piel de un periodista bueno y, la verdad, eso explica que la serie no se haya vuelto a reponer. Sus enseñanzas son ya pura arqueología en estos tiempos periodísticamente inmorales.

Queriamos ser Lou Grant y, además, admirábamos a Ed Asner porque era el último rojo de Hollywood en pleno reaganismo, presidente del Sindicato de Actores, a la izquierda de la izquierda, manifestándose a favor de la Nicaragua sandinista, como The Clash, cuando el sandinismo (claro) era otra cosa.

Parece ser que su izquierdismo se desnortó con los atentados del 11-S, que Ed Asner atribuía a una conspiración capitalista para atacar a los países árabes y hacerse con su petróleo.

Nadie es perfecto.

O sí.

Hubo alguien perfecto. El periodista sin tacha. Lou Grant. A quien queríamos imitar. Atravesar la redacción de Los Angeles Tribune con un café en la mano. Aporrear la máquina de escribir. Y contar la verdad. Parecía tan fácil.

Descanse en paz Ed Asner.

Que la tierra te sea leve, camarada Lou Grant.

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: Las 10 mejores películas de periodistas

Ver resumen Ocultar resumen

Hay momentos en la vida en los que, por muy importante que seas, debes dejarlo todo de lado para atender cuestiones más importantes.

Eso es lo que le ha ocurrido a Helena Resano, presentadora de La Sexta Noticias, que ha dejado de lado el plató de televisión donde acude cada mediodía por cuidar a la persona que quiere.

Ver resumen Ocultar resumen

Está claro que Risto Mejide se ha propuesto acabar, él solo, con el paro en España

Sólo así se entiende el trasiego de tertulianos que tiene en las últimas fechas.

Este jueves, le ha tocado el turno a Esperanza Aguirre, quien se ha estrenado en Todo es Mentira, tras varias semanas anunciándolo. 

Ver resumen Ocultar resumen

¿Puede ser Quique Peinado la persona que más presencia tenga en medios? 

Entre zapeos, buenismos, gagas, NBA y demás, es casi imposible no encontrar a diario al periodista en radio o televisión

Y ojo, que todavía tiene tiempo de tuitear, algo que enerva de forma notable a gran parte de la derecha más reaccionaria

Páginas