El impactante ataque de cataplexia de Jordi Évole en 'El Intermedio'

Antes de nada: la cataplexia (dolencia que sufre Jorid Évole) provoca una súbita pérdida de control y tono muscular en momentos emocionales intensos. En el caso de Jordi Évole, puede bastar un ataque de risa suficientemente fuerte como para verle desmplomarse.

Y ha ocurrido.

En 'El Intermedio' ha sufrido Jordi Évole uno de sus impactantes ataques.

Y eso que Wyming lo inentado. Ha tratado de no provocar carcajadas en exceso para que Jordi Évole no colapsase.

Y cada vez que soltaba alguna de sus bromas, se ponía serio y seguía con el programa, antes de que Jordi Évole, invitado a El Intermedio, volviera a tener problemas en directo.

Ha sido imposible.

Jordi Évole ha aclarado en seguida que estaba bien.

Un minuto antes de despedirse, Wyoming ha contado la presión que le han metido por llevar a su compañero. Que si tiene familia, que si le va a dar un parraque... Y ahí es cuando Wyoming ha sido más Wyoming que nunca.

"Coño, no me traigáis niños burbuja".

Jordi Évole ha roto a reír y la cataplexia ha aparecido, ante un desencajado Wyoming. Justo al final del programa, suelta su mejor chiste del día. Sentimientos encontrados y un Jordi Évole en plena descomposición, mientras no puede parar de reír. Es lo más parecido al Joker que se ha visto en televisión.

Obviamente. Wyoming ha hecho la táctica de Javier Clemente con la Selección Española, patada y a seguir. "Jordi, me vas a joder el programa", le ha soltado. Y no está mal. Ya que le ha dado el ataque, a peor no puede ir. O sí.

De hecho, antes de despedir el programa, ha soltado una última coña marinera: "Que entre el Samur, buenas noches", decía mientras se levantaba e iba a ver cómo estaba su compañero.

Qué complicado resulta discernir las emociones que despierta este vídeo. Por un lado, un momento chanante como pocos pero, por otro, ver a Jordi Évole desplomado sobre la mesa, mientras no para de reír. El cerebro humano no está preparado para estas montañas rusas.

Sea como sea, gracias a los dos por las risas.

Por cierto, Jordi Évole está bien.

ADEMÁS: La empresa que ha hecho aún más rico a Piqué

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Elsa Ruiz no puede más. Así lo ha contado en el programa en el que colabora, Sobreviviré: «No estoy pasando una etapa buena emocional y psicológicamente. Estoy con depresión y ansiedad tratándome pero llevo un tiempo que la cosa no mejora», dijo en el programa bajo la atenta mirada, Nagore Robles, presentadora del espacio.

Ver resumen Ocultar resumen

Se puede ser estrella global del cine y las series y conservar cierto grado de compromiso político. Sobre todo cuando tu país se juega estar presidido por un reaccionario que disculpa las brutalidades de la dictadura. Pedro Pascal, el actor de The Mandalorian o Narcos, que se ha puesto (literalmente) la camiseta de Gabriel Boric, candidato de la izquierda a la presidencia de Chile. 

Ver resumen Ocultar resumen

Sí, han pasado cuatro días desde que Pablo Casado se coló, sin darse cuenta (guiño, guiño, pisotón) en una misa homenaje a Franco. 

A quién no le ha pasado que va a coger leche semidesnatada y acaba cogiendo entera; que se va a tomar un algo fresquito el viernes y termina volviendo a casa el lunes por la mañana. 

Más allá de la confusión, hay que reconocer que el asunto ha traído cola y ha acaparado más portadas y reacciones de las que cabría esperar. 

He aquí la versión de 

Páginas