El impactante ataque de cataplexia de Jordi Évole en 'El Intermedio'

Antes de nada: la cataplexia (dolencia que sufre Jorid Évole) provoca una súbita pérdida de control y tono muscular en momentos emocionales intensos. En el caso de Jordi Évole, puede bastar un ataque de risa suficientemente fuerte como para verle desmplomarse.

Y ha ocurrido.

En 'El Intermedio' ha sufrido Jordi Évole uno de sus impactantes ataques.

Y eso que Wyming lo inentado. Ha tratado de no provocar carcajadas en exceso para que Jordi Évole no colapsase.

Y cada vez que soltaba alguna de sus bromas, se ponía serio y seguía con el programa, antes de que Jordi Évole, invitado a El Intermedio, volviera a tener problemas en directo.

Ha sido imposible.

Jordi Évole ha aclarado en seguida que estaba bien.

Un minuto antes de despedirse, Wyoming ha contado la presión que le han metido por llevar a su compañero. Que si tiene familia, que si le va a dar un parraque... Y ahí es cuando Wyoming ha sido más Wyoming que nunca.

"Coño, no me traigáis niños burbuja".

Jordi Évole ha roto a reír y la cataplexia ha aparecido, ante un desencajado Wyoming. Justo al final del programa, suelta su mejor chiste del día. Sentimientos encontrados y un Jordi Évole en plena descomposición, mientras no puede parar de reír. Es lo más parecido al Joker que se ha visto en televisión.

Obviamente. Wyoming ha hecho la táctica de Javier Clemente con la Selección Española, patada y a seguir. "Jordi, me vas a joder el programa", le ha soltado. Y no está mal. Ya que le ha dado el ataque, a peor no puede ir. O sí.

De hecho, antes de despedir el programa, ha soltado una última coña marinera: "Que entre el Samur, buenas noches", decía mientras se levantaba e iba a ver cómo estaba su compañero.

Qué complicado resulta discernir las emociones que despierta este vídeo. Por un lado, un momento chanante como pocos pero, por otro, ver a Jordi Évole desplomado sobre la mesa, mientras no para de reír. El cerebro humano no está preparado para estas montañas rusas.

Sea como sea, gracias a los dos por las risas.

Por cierto, Jordi Évole está bien.

ADEMÁS: La empresa que ha hecho aún más rico a Piqué

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Dani Mateo se ha metido en la piel de un coach charlatán de los que convierten mindundis en millonarios por un módico (o no) precio. Y las cosas como son, no lo hace nada mal. 

"Hoy os traigo un nuevo curso de coaching para ser un emprendedor 360º", anunciaba antes de comenzar. 

Básicamente, una compilación de lo que vienen haciendo varios medios relevantes desde hace años: romantizar la precariedad laboral, dando nombres absurdos a situaciones desfavorables para el trabajador. 

Ver resumen Ocultar resumen

Ed Sheeran ha pasado por El Hormiguero y ha vuelto a demostrar que es imposible que caiga mal a nadie

Cercano, tranquilo y con reflexiones más que interesantes, el cantante británico ha presentado su nuevo álbum pero también ha hecho una revelación que ha sorprendido a propios y extraños: no tiene teléfono móvil. 

"No tengo móvil desde hace seis años", ha confesado a Pablo Motos. 

Ver resumen Ocultar resumen

Ha vuelto Miguel Bosé de su exilio panameño para seguir ejerciendo su histrionismo antaño tierno (que le pregunten a su enamorada Mercedes Milá) y hoy afectado por ese negacionismo paranoide que le da un cierto aire de perturbacion insana. Continúa conservando un carisma magnético, admitámoslo. Y, además, como genera polémica, los medios le han puesto la alfombra roja y ha salido hasta en la sopa.

Miguel Bosé ha vuelto a España para presentar su autobiografía: El hijo del capitán Trueno.

Páginas