Hungría no participará en Eurovisión por considerarlo "flotilla homosexual"

Lo de "flotilla homosexual" es un término que han utilizado ciertos medios afines (hasta el servilismo) con el presidente conservador de Hungría. El presidente se llama Víktor Orbán y se ubica en la extrema derecha. En Vox siempre le citan como ejemplo a seguir. El caso es que Hungría no participará en Eurovisión 2020 porque su gobierno considera "demasiado homosexual" el certamen, según informa The Guardian.

Oficialmente y de modo explícito no se han dado explicaciones pero, siempre según la crónica del diario británico The Guardian, es insistente la crítica en los medios de comunicación gubernamentales a Eurovisión como mal ejemplo moral. Y ello coincide con el anuncio de que Hungría se retira del certamen. Blanco y en botella.

Tengamos en cuenta que Eurovisión está organizada por las televisiones públicas de diversos países y la televisión pública húngara, que ahora se retira, difunde un sinfín de mensajes poco amables con los derechos LGTBIQ+.

Suponemos que a la ultraderecha húngara lo de Conchita Wurst sobre el escenario eurovisivo le pondrá de los nervios.

20-stars-avec-leurs-statues-de-cire:-conchita-wurst

La deriva de Hungria hacia un sistema autoritario es algo que tiene en alerta a las democracias europeas (igual que sucede con Polonia) pero, de momento, hay elecciones y esas elecciones las gana la ultraderecha. Aviso a navegantes.

El caso es que, de momento, Eurovisión se queda sin Hungría y se derramarán lágrimas amargas por parte de los eurofans pero es que el sesgo gay del certamen no gusta a cierto conservadurismo.

Pero ¿de verdad es Eurovisión tan gay?

Según se mire. La comunidad gay ha adoptado Eurovisión como espacio de libertad y diversión, y súmese a ello que de ahí han surgido estrellas LGTBIQ+ como la mencionada Conchita Wurst o Dana International.

Lo cual es saludable y a quien no le guste Eurovisión puede ver una serie en Netlfix o rezar el rosario.

Sin embargo, la derecha ultra prefiere eliminar del paisaje lo que no le encaja en su rígido ideario.

Veremos si, finalmente, Hungría se ratifica en su espantá de Eurovisión o recapacita y vemos cantando a la pertinente estrella húngara para disfrute de miles de fans en medio planeta.

ADEMÁS: La canción española de la historia de Eurovisión que más gusta a Max Pradera

Ver resumen Ocultar resumen

Quien conoce a Alejandro Sanz y habla de él en público, siempre pone por delante la persona, mucho más grande que el artista. Obviamente, decir eso de uno de los artistas más relevantes de la historia de España, es mucho decir. 

Ver resumen Ocultar resumen

Cualquiera que no esté al día de la política nacional en España o que haya elegido Madrid para pasar este fin de semana, se puede haber encontrado con la manifestación de la ultraderecha en Colón

Eso sí, es muy probable que hayan pensado que era una convención de cosplay, más que una reunión de amigos amantes de lo vintage, como es posible que les estén llamando ahora mismo en algunas tertulias. 

Ver resumen Ocultar resumen

Habrá varias generaciones que, al hablarles de Sabrina, piensen en cosas de brujas. 

Quienes peinan canas, saben que The Real Sabrina es la Salerno. Aquella cantante italiana de rotundas formas que en 1987 paralizó a todo un país cuando, en plena canción en el especial de Año Nuevo de 1987, se le salió un pecho. Literal. 

Páginas