Iñaki López compara bares y misa y se lía

Tras más de mes y medio de confinamiento y estado de alerta, los estados de ánimo están algo alterados. Y eso que, en este caso, hablamos de Twitter, donde el estado de ánimo alterado es el estado normal del tuitero medio. 

No obstante, la desescalada que ha propuesto el Gobierno no ha contentado a mucha gente. Especialmente indignados están los millones de epidemiólogos y expertos en desescaladas post pandemia que estos días están apareciendo en redes sociales. Un error de bulto que el Gobierno no les haya consultado. 

Entre tanta indignación, Iñaki López, habitual polemista en Twitter, ha mostrado su desacuerdo con un punto concreto de la vuelta a la nueva normalidad. Se trata de una comparación de elementos en la fase 2 que no parece correcta al presentador de La Sexta Noche

"Bares, teatros, cines... al 30%. Misas al 50%". 

ADEMÁS: Las videoconsolas más vendidas de la historia

Efectivamente. De momento, y sujeto a posibles cambios de aquí a un mes, el próximo 25 de mayo, las actividades culturales y de ocio (cines, teatros y auditorios), así como hostelería, restaurantes y cafeterías, limitarán su aforo a un tercio del habitual. Mientras, los lugares de culto religioso, podrán llenar este aforo hasta el 50%

Pues bien, el tuit de Iñaki López ha tenido el tino de enfadar al 95% de tuiteros que han comentado el mensaje. Y ojo que es un tuit que ha superado las 1.400 respuestas. 

Pues bien, están desde los indignados que piden más aforo para los bares, hasta los ventajistas que acusan a Iñaki López de centrarse solo en el culto católico. Curiosamente, los mismos que reclaman ventajas al catolicismo por ser mayoritario, a pesar de que la ley establece España como estado laico

ADEMÁS: Accidentes de coche difíciles de explicar

Y luego está ese 5% de tuiteros que se lo toman a guasa y que son quienes salvaguardan el espíritu de Twitter. Ellos sí merecen empezar la desescalada antes que nadie. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Han pasado más de cuatro años desde que uno de los mejores cómicos de la historia de España se fuera. 

Chiquito de la Calzada nació, vivió y murió en su amada Málaga. Y ha sido su amaga Málaga la que le ha rendido un merecido homenaje que, eso sí, se antoja escaso. 

Y es que para una figura de su tamaño, lo lógico habría sido cambiar el nombre de la ciudad, pero podría resultar algo chocante. 

Ver resumen Ocultar resumen

El año 2021 ha sido uno de los más duros, a nivel general, del siglo XXI. 

Es una generalización complicada pero se han dado demasiados elementos negativos como para no considerarlo así, con una pandemia coronando todos ellos. 

Para bien o para mal, 2021 ha llegado a su fin y toca afrontar 2022 con ilusión y ánimo renovados.

Ver resumen Ocultar resumen

Tiende el cancionero navideño en castellano a la escasísima solemnidad y el predominio de la zambomba (o la botella de anís). Ande, ande, ande y los peces en el río. Ya se sabe. Pero hay un villancico tradicional, surgido en los años 20 del pasado siglo, que es nuestro preferido.

Nos referimos a Los campanilleros, cuya autoría se atribuye al Niño Ricardo (guitarrista) y que se popularizó en la voz de La Niña de la Puebla, con letra de su padre, Francisco Jiménez Montesinos.

Emocionante escuchar este tema cada Navidad.

¿O no?

Páginas